Consejos para aliviar el dolor en los pezones durante la lactancia

Consejos para aliviar el dolor en los pezones durante la lactancia

Por lo general, la madre y el bebé pasan por un corto período de adaptación en lo que a lactancia materna se refiere, es decir, el aprendizaje en esta etapa de crecimiento del bebé no es inmediato sino que, por el contrario, son varios días los que tarda una madre en comprender cómo debe amamantar a su bebé correctamente.

Por esa razón, muchas madres pueden sufrir de dolor en los pezones, debido a que el bebé no logra prenderse, por lo que sus mandíbulas comprimen y rompen el pezón.

¿Cómo aliviar el dolor en los pezones?

  • Utilice mas el pezón menos adolorido para amamantar al bebé
  • Retire a su bebé hasta que se sienta descansada después de la succión
  • Procure amamantar en intervalos de tiempo cortos, es decir, de 10 a 15 minutos por seno
  • Después de que el bebé se alimente, sepárelo suavemente de su seno colocando un dedo entre las mandíbulas del bebé. Es de suma importancia que tenga las manos limpias antes de hacer esto, ya que puede transmitirle bacterias al bebé
  • En caso de que los pechos estén congestionados, aplique un suave masaje en los senos y trate de vaciar los pechos con la mano o una bomba
  • Procure sacar un poco de leche después de amamantar y coloque un poco sobre los pezones. La leche materna funciona también como hidratante, por lo que le ayudará a suavizar e hidratar los pezones para que las grietas que se han formado sanen más rápido
  • Se pueden utilizar pezoneras
  • Utilice protectores para el pezón cuando se coloque el sostén, de este modo evitará que el roce de la tela del sujetador agrave las lesiones en los pezones