Factores de accidentes

Factores de accidentes

Un descuido de un instante puede ser mortal o dejar graves e irreparables consecuencias. Los accidentes son causa de sufrimiento, invalidez y muerte, cada año más frecuentes en el país. Por cada muerte por accidentes hay más de 400 accidentes que pueden dejar invalidez o cicatrices definitivas.

Factores de Accidentes

Capacidad cada vez mayor para alcanzar sitios y manipular aparatos peligrosos.

Trabajo de la madre fuera del hogar, con la consecuencia de delegar el cuido de los niños en otros adultos o en menores de edad.

Curiosidad por conocer todas las áreas y objetos que les rodean.

Desconocimiento del riesgo que significa esta curiosidad.

Falta de áreas de recreación cerca de su domicilio.

Exceso de confianza en la capacidad del niño para evitar accidentes.

Dificultad para vigilarlos en forma permanente.

Estos 7 factores tienen relación con

Prevención, Epidemiológica (Señala la frecuencia), Leyes y Reglamentos (Relativos a la seguridad), Atención a los Accidentes, Educación (Niños, Adultos).

Si un producto no tiene etiqueta bótelo.

Antes de dar un medicamento debe revisar bien y con buena luz la etiqueta y las indicaciones del médico para no cometer errores a veces irreparables.

Los medicamentos fuera de uso deben ser botados a la basura.

Los medicamentos y otras sustancias similares deben guardarse fuera del alcance de los niños y bajo llave.

Jamás debe decírsele a un niño que el medicamento que se le da es un dulce o un caramelo.

Esto podría favorecer que lo tome por su cuenta y se intoxique.

Aún la sustancia más inofensiva puede resultar dañina si es mal utilizada.

Relataremos el caso de una maestra cuya hija pequeña tenía mucha tos. Una vecina le recomendó aceite alcanforado. La madre entendió que se trataba de un jarabe y lo dio a su hija, minutos después comenzó a presentar convulsiones y falleció a pesar de haberla trasladado de inmediato a un hospital. La maestra no sabía que el aceite alcanforado se utiliza para fricciones y que tomado es muy tóxico.

Así como éste conocemos numerosos casos que justifican la recomendación de consultar al médico antes de utilizar medicamentos o cumplir consejos de vecinos que, a pesar de lo mejor intención, pueden llevar, por una u otra causa, intoxicaciones graves, a veces mortales…

En épocas de calor los niños pueden asfixiarse con kerosene, gasolina o similares, al confundirlos con agua, especialmente si se guardan en frascos de refrescos.

Los televisores, radios y otros aparatos eléctricos, pueden producir accidentes graves.

No deje que los niños entren en contacto con aparatos eléctricos con las manos mojadas.

Tape los toma-corrientes manténgalos bien protegidos con su tapa posterior.

Los espacios entre los barrotes deben ser más pequeños que la cabeza de los niños.

Escoja y revise los juguetes de sus hijos.

No deje que sus niños jueguen con objetos que puedan ser tragados o asfixiarlos.

Muchos niños han muertos por asfixia al introducir la cabeza en bolsas de plástico y no poder sacarla.

Si hay niños pequeños no debe permitir metras o canicas en su casa.

No permita que jueguen con objetos puntiagudos o cortantes. ¡Cuidado! con los alfileres.

Las tijeras de los niños deben tener Extremos redondos.

Cada día hay más accidentes de tránsito.

Para evitarlos debemos, enseñar y cumplir el uso de los semáforos y el paso de peatones.

Todo niño menor de 8 años debe ser acompañado y vigilado por un adulto cuando pasa las calles.

Más canchas deportivas evitan accidentes en las calles.

Detrás de una pelota hay un niño que corre.

Cuidado si juega con papagayos, lo ideal es que sea desde el suelo.

Los balcones y las ventanas deben estar bien protegidos.

Cuando el niño visite ambientes desconocidos por él, son más frecuentes los accidentes.

Todo lo que disminuya la atención que necesitan los niños favorece los accidentes.

En navidad y año nuevo hay más accidentes.

Cuando en casa hay situaciones especiales como fiestas, enfermedades, son más frecuentes los accidentes.

Cada día el niño es capaz de tener un accidente Los niños olvidan pronto los consejos. Así que: repítalos, repítalos, repítalos.

Recuerde, la actitud negativa de los adultos después del accidente puede producir:

Terror en los niños con serias consecuencias para el desarrollo de su personalidad.

Tenga presente que, es necesario asumir siempre una actitud positiva y comprensiva en relación con los accidentes.