Introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé: qué orden usar

Introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé: qué orden usar

El primer año del bebé está lleno de un sinnúmero de retos para el bebé y los padres, quiénes deben armarse de paciencia para enseñarle al bebé durante esta importante etapa de su vida. Una de las dudas más frecuentes de los padres se produce en cuanto a qué alimentos sólidos deben dársele al bebé y cuándo hacerlo, por lo que ofrecemos algunos datos y recomendaciones para introducir cada uno de los alimentos de manera progresiva en la dieta de su hijo.

¿Cuándo se deben empezar a introducir los alimentos sólidos?

Si bien cada bebé tiene sus particularidades, los especialistas recomiendan que la madre empiece a introducir los alimentos sólidos en la dieta del bebé alrededor del sexto mes de edad.
Sin embargo, se debe tener en cuenta que no se deben dar cereales de trigo sino hasta los ocho meses de edad y se deben dejar algunos días de intervalo entre cada nuevo alimento que se introduce a la dieta para asegurarse de que el bebé no esté presentando alergias o intolerancia al mismo. Además, la madre deberá esperar hasta que el bebé cumpla su primer año para empezar a darle de comer a su bebé alimentos como frutas tropicales, huevos y pescado, los cuáles son potencialmente alergénicos.

¿En qué orden se deben introducir los alimentos sólidos?

Se debe tomar en cuenta que el sistema digestivo del bebé está en desarrollo, por lo que la madre debe ir introduciendo los diversos alimentos paulatinamente para no causarle daños al bebé y que éste pueda acostumbrarse al paso de la leche materna a los otros alimentos.

Por ello, los especialistas recomiendan que la madre utilice el siguiente orden para la transición de leche a alimentos sólidos:

• Introduzca los cereales sin gluten en forma de papilla y hágalas más espesas progresivamente.
• Los purés de vegetales son el siguiente alimento que se introduce en la dieta del bebé. Los vegetales más utilizados para ello son la zanahoria, la papa, las vainitas y las acelgas. Recomendamos evitar alimentos como coliflor, remolacha, apio, repollo y espinacas hasta que el bebé cumpla su primer año de edad.
• Luego de los vegetales, la madre deberá empezar a introducir alimentos como el pavo, carne y pollo.
• Lo más recomendable es introducir las primeras frutas en forma de papilla mezcladas con leche. Anímese a utilizar diversas frutas y aquéllas que sean de la temporada.
• Luego del octavo mes, la madre podrá empezar a darle pescado a su bebé. Procure preparar aquellos que no tengan espinas para que no ocurra ningún accidente.