La dentadura del bebé: mordedores

La dentadura del bebé: mordedores, crecimiento de los dientes, síntomas y cómo aliviarlos

Uno de los momentos más importantes durante el primer año de vida del bebé es el crecimiento de sus primeros dientes. Esto significa siempre un evento muy alegre para los padres, sin embargo, no ocurre lo mismo con el bebé, ya que el crecimiento de sus primeros dientes trae como consecuencia algunos síntomas que pueden ser desagradables para el niño.

¿Cuándo crecen los dientes del bebé?

El crecimiento de los dientes del bebé depende de cada niño en particular, sin embargo, estos suelen aparecer a partir de su sexto mes de vida.
Por lo general, los dientes del bebé aparecen dentro del siguiente rango de edades:
• El primer diente suele crecer a partir del sexto mes del bebé
• Los incisivos aparecen entre el mes 6 y 14 de vida
• El primer grupo de molares aparece ante de los 20 meses del bebé
• Cerca de los dos años del bebé aparecen los caninos
• Finalmente, alrededor de los dos años y medio de vida aparecen el segundo grupo de molares

¿Cuáles son los síntomas del crecimiento de los dientes del bebé?

Una vez que los primeros dientes del bebé empiezan a crecer, el bebé siente algunos síntomas o molestias que pueden ser muy desagradables, tales como:
• Enrojecimiento de las encias
• Dolor en las encías
• Fiebre
• Malestar continuo
• Inflamación de las encías

A continuación, ofrecemos algunas recomendaciones para aliviar las molestias que produce el crecimiento de los primeros dientes del bebé:
• Enrojecimiento de las encias: consulte con el pediatra para que éste recete alguna crema que pueda aliviar el enrojecimiento de las encias
• Dolor de las encías: el pediatra le recetará una crema que servirá de calmante para aliviar el dolor en las encías, la cual deberá aplicar con su dedo previamente lavado. Con su dedo, recorra toda la encía con mucha suavidad y delicadeza. En caso de que no tenga a la mano ninguna de estas cremas, puede utilizar un trozo de hielo y aplicarlo con ligereza y delicadeza sobre la encía durante un minuto.
• Fiebre y malestar: consulte con el pediatra para que éste le recete, en caso de que sea conveniente, algún remedio que pueda servirle de alivio para el malestar general. Recuerde que no debe darle ningún tipo de medicamento al bebé sin haberlo consultado previamente con el médico.
• Inflamación de las encías: para aliviar la inflamación de las encías, es muy recomendable comprar mordedores, sobre todo aquellos con diseños coloridos y entretenidos que aliviarán el malestar y le ofrecerán diversión al bebé. Además, resulta muy beneficioso que deje el chupón y el mordedor dentro de la nevera, ya que la sensación de frescura calmará el malestar.