Vacunas del bebé: qué vacunas deben ponerse y a qué edad

Vacunas del bebé: qué vacunas deben ponerse y a qué edad

Las vacunas son muy importantes para la salud y el bienestar del bebé, ya que le ofrecen protección ante enfermedades que pueden perjudicarlo gravemente y, en ocasiones, de manera irreversible.

Sin embargo, muchos padres desconocen de la importancia de las vacunas, cuáles son y a qué edad hay que administrarla, por lo que ofrecemos un listado del nombre de las vacunas, contra qué enfermedad protegen al bebé y cuándo hay que colocarlas.

¿Qué vacunas deben colocársele al bebé?

  • Polio: la poliomielitis es un virus que afecta el sistema nervioso y puede causar parálisis muscular permanente, además de otras complicaciones como neumonía, problemas pulmonares, estado de shock, infecciones, etc. La vacuna debe ser colocada 4 veces, desde los dos meses de edad hasta los 6 años. Para ello, deberá ponerse en contacto con su pediatra.
  • BCC: esta vacuna le proporciona protección al bebé contra la tuberculosis, la cual se transmite por vía respiratoria. Generalmente, esta vacuna se le administra al bebé luego de su nacimiento.
  • Sarampión: el sarampión es un virus altamente contagioso y puede causar una serie de síntomas como fiebre, tos, dolor muscular, erupciones en la piel, entre otros. El virus puede derivar en neumonía, bronquitis u otras complicaciones que suelen ser más delicadas en los bebés. Por esta razón, los médicos recomiendan que la vacuna sea colocada a los 9 meses de vida del bebé y, posteriormente, deberá ser administrada una segunda dosis en el momento que determine el médico.
  • Fiebre amarilla: la fiebre amarilla es una infección causada por un virus que es transmitido por la picadura de un mosquito denominado “Aedes”. Esta enfermedad es especialmente peligrosa por sus síntomas comunes y progresivos en sus diferentes etapas que pueden ser confundidos con otro tipo de virus. Los médicos recomiendan colocar esta vacuna a los 9 meses del bebé en lugares donde hay riesgo de esta enfermedad.
  • DTP: Esta vacuna se coloca para proteger al bebé en contra del tétano, la difteria y la tosferina. Todas estas enfermedades causan una serie de síntomas que provocan complicaciones a nivel muscular y respiratorio, por lo que es muy importante administrarla. Los especialistas recomiendan colocar esta vacuna en tres dosis, a las seis, diez y catorce semanas después del nacimiento del bebé.
  • Hepatitis B: La hepatitis B es un virus transmitido a través de la sangre y/o fluidos corporales y causa daño en el hígado. Los médicos administran esta vacuna en tres dosis: al nacer, a las diez y a las catorce semanas de vida.
  • Haemophilus influenzae tipo B: esta es una bacteria que puede causar diversas infecciones como otitis, sinusitis, meningitis, neumonía, etc. Por ello, los médicos la colocan en tres ocasiones: a las seis, diez y catorce semanas de vida del bebé.

¿Qué ocurre si se afecta el calendario de vacunación?

El calendario de vacunación variará dependiendo de cuáles sean las vacunas que le falten a su bebé, por lo que esto varía de un niño a otro. Es importante informarse con su médico y cumplir al pie de la letra el calendario para asegurarse de prevenir estas enfermedades, las cuales pueden contener graves consecuencias para la salud.