5 temores durante el embarazo

5 temores durante el embarazo

Las hormonas causan una especie de revolución en tu cuerpo cuando estás embarazada. Tu cuerpo cambia, tus emociones cambian, ¡tu vida cambia!

¿Cómo son las emociones de acuerdo a cada trimestre?

De acuerdo con los expertos, algunas emociones propias del primer trimestre de embarazo son la sorpresa y la emoción. En esta etapa los malestares físicos pueden influenciar el estado de ánimo de la futura madre. Las náuseas, los nervios, los vómitos y la ansiedad pueden provocar estragos en el deseo sexual de la embarazada, así que no se sienta mal si esto le ocurre a usted.

Luego, en el segundo trimestre de embarazo, la futura mamá recupera el buen estado físico. Los médicos y expertos en la gestación, los síntomas del embarazo se vuelven mucho más leves y llevaderos durante esta etapa, lo cual hace que se fortalezcan más los lazos con la pareja y se retome la sexualidad. Es normal que durante esta etapa la madre se preocupe por su bebé, por su estado de salud y porque todo ande bien con el embarazo.

Finalmente, en el tercer trimestre la conexión con el bebé es mucho más profunda. La madre ya siente sus pataditas, movimientos y actividad diaria. Comienzan los temores del parto y se pregunta si todo saldrá bien. En definitiva, es una etapa en la que predomina la ansiedad, y la intensificación de los síntomas provocan que los cambios de humor sean bastante drásticos.

¿Cuáles son los temores más comunes de las mujeres embarazadas?

De acuerdo a los especialistas, los temores más comunes de las mujeres embarazadas son:

#1: Que el bebé no sea normal. Realmente esta es una preocupación que puede estar presente durante toda la gestación, lo cual en muchos casos no les permite a las madres disfrutar a plenitud de sus embarazos.

#2: Que no puedan amamantar. Esta preocupación está presente en la mayoría de las madres que saben lo importante que es que el bebé se alimente con leche materna, no sólo por el vínculo afectivo que generan con su bebé, sino porque es el mejor alimento que el pequeño puede recibir durante sus primeros meses de edad. Ingresa en el siguiente enlace para conocer la importancia de la lactancia materna >> /articulo/lactancia-materna-sus-ventajas

#3: Que no puedan reintegrarse a sus actividades cotidianas. Es importantísimo saber que, después de tener un bebé, nunca podrá regresar a su vida “normal”. Su vida será diferente porque ahora tendrá un pequeñín o pequeñina que dependerá de usted y que la llenará de alegrías. Esto requerirá de muchos sacrificios. Su vida será diferente, lo cual no quiere decir que sea un cambio negativo. Todo dependerá de su actitud, del apoyo de las personas que le rodean y de cuán preparada y organizada esté para asumir el gran y hermoso reto que es la maternidad ¡Ánimo!

#4: Que no puedan bajar de peso después del parto. El marketing actual, la presión social y las inseguridades personales hacen que las madres tiendan a estresarse por cómo será su peso después del parto. Ciertamente usted ganó peso durante el embarazo y eso es normal. No tiene por qué sentirse mal por eso. Tampoco puede compararse con las súper modelos que vuelven a su talla dos meses después de tener a sus bebés. Coma saludable, amamante a su bebé (si puede) y haga ejercicio cuando su médico le diga que se ha recuperado satisfactoriamente del parto. Ponerse metas reales es crucial para no sentirse mal consigo misma. Recuerde: usted es hermosa y acaba de tener un hermoso bebé ¡Siéntase feliz y orgullosa por eso! Lo demás llegará poco a poco, con esfuerzo y paciencia.

#5: Que su pareja no se sienta atraído por ella. La relación con su pareja no tiene por qué desmejorar después de tener a su bebé. Apóyese en él, sean un equipo. Claramente los primeros meses serán complicados por las noches en vela y gran agotamiento físico, pero dependerá de ambos que la relación, lejos de distanciarse, se fortalezca en base a esta gran alegría que acaba de llegar a sus vidas.