Ansiedad

Ansiedad, stress y los bebés de bajo peso

Los efectos del stress y mal ánimo de las mujeres durante el embarazo pueden ser evidentes en el peso de los niños al nacer, sugieren los resultados de un estudio llevado a cabo en Estados Unidos.

“Mujeres que tienen un alto nivel de stress y aquellas con actitudes negativas hacia su embarazo tiene mayor probabilidades de tener bebés con bajo peso de nacimiento”, indicó la Dra. Marjorie R. Sable, de la Universidad de Missouri-Columbia, quien lideró la investigación. Estudios en cerca de 2400 madres reveló que una mujer con una predisposición negativa hacia su embarazo tenía un 73 por ciento más de probabilidades de tener un bebé de bajo peso, menos de 3,5 libras, que un peso normal o un peso moderadamente bajo de igual forma.

Mujeres con actitud negativa pueden ser menos propensas a recibir un adecuado control prenatal explicaron los investigadores. Asimismo estas mujeres tienen menor disposición a realizar cambios en sus estilo de vida como hacer ejercicios, renunciar a fumar, dejar de consumir alcohol o mejorar su dieta, los cuales mejorarían el desenlace del embarazo, de acuerdo a Sable.
En contrates, factores estresantes como el tener un hipoteca o un crédito, o experimentar el fallecimiento de un miembro familiar fueron encontrados como protectores del bajo peso del bebé. La capacidad para cancelar una hipoteca es indicativo de planificación futura y puede ser asociado con otras actividades como un buen autocuidado, especulan los autores. La muerte de un familiar cercano puede ayudar a traer un sentido de significado a la vida de una mujer embarazada, y puede por lo tanto servir como un catalizador para hacer un esfuerzo extra a fin de asegurar la salud del bebé. De igual forma, el apoyo social disponible durante el periodo de la perdida puede extender apoyo adicional y estímulo a la mujer embarazada.