Bebés seleccionados genéticamente

En un hospital de los alrededores de París nació el primer bebé seleccionado genéticamente en Francia para evitar una enfermedad incurable.

Este bebé, cuyo sexo no ha sido precisado, nació prematuro con un mes y medio de antelación, por lo que los médicos deberán esperar varios días antes de pronunciarse definitivamente sobre el éxito del proceso.

En todo caso, su nacimiento supone una auténtica novedad en Francia ya que supone la primera aplicación del sistema de diagnóstico preimplantatorio (DPI), que se basa en el análisis genético y la selección de embriones para sortear posibles patologías incurables de origen genético.

Este procedimiento, autorizado en Francia desde hace poco más de un año, permite a los padres portadores del gen de una enfermedad genética “particularmente grave e incurable” tener un niño completamente libre de esta patología.