Cólicos y el temperamento del bebé

Cólicos y el temperamento del bebé

El bebé puede llorar muchas horas durante la tarde por dolores de estómago. El llanto gastado puede hacer que tu hijo requiera un poco de atención ¿Qué significan los cólicos?¿Qué los causa y qué se puede hacer para remediar la situación?

Los cólicos no son desórdenes físicos o enfermedades. Algunos especialistas norteamericanos definen los cólicos como el llanto continuo del niño durante más de tres horas al día. El llanto no es porque esté hambriento, tenga mojados los pañales o por otras causas visibles. El bebé simplemente no se calma con nada.

Un bebé con cólicos puede tener buen apetito y reflejo de succión saludable. Los niños enfermos pueden tener cólicos pero no tendrán la misma fuerza de reflejo de succión y ellos también beberán pocas cantidades de leche. Un bebé con cólicos le gusta que le abracen y le acaricien. Mientras los bebés enfermos, aparentemente “adoloridos”, prefieren tener poco contacto a pesar de sus remilgos. Las criaturas con cólicos pueden regurgitar de vez en cuando, pero si tu bebé está vomitando es conveniente que acudas a tu médico.

Los médicos consideran que los cólicos no son causados por una alergia a la leche. Los bebés que son amamantados también pueden sufrir de cólicos. En realidad se desconoce si los gases producen cólicos, puede ser complicado decir si fue primero el gas o el cólico. Un bebé con cólicos puede tragar aire mientras llora y no necesariamente mientras se alimenta. Las gotas anti-gases no proveen un efectivo tratamiento.

Los cólicos dependen del temperamento del bebé. Hay algunas sugerencias para evitar que tu niño sufra de cólicos. Primero, asegúrese que el niño no está hambriento. De inmediato, continúe consolándolo. Camine con su niño meciéndolo en sus brazos. Colóquelo en su regazo boca abajo y frótele la espalda. Balancéelo con cuidado. El movimiento podría suavizar los efectos. Tome descansos y deje que otro adulto se encargue de cuidarlo por un rato. Si aún continúa el llanto, conduzca en su automóvil. Las vibraciones y el movimiento del vehículo generalmente calman al bebé.