Cómo hacer su vida de mamá más fácil

Cómo hacer su vida de mamá más fácil

La vida de madre puede llegar a ser muy agobiante. No sólo debe cuidar a su bebé las 24 horas del día, sino también debe cumplir con sus otras responsabilidades como ama de casa, hacer diligencias y, en caso que sea una madre trabajadora, pues cumplir con sus obligaciones laborales. Todo esto puede hacer que usted sienta que la maternidad es algo muy difícil y que es imposible que usted pueda cumplir con todas sus tareas para el final del día.

No obstante, pese a que es cierto que ser mamá no es tarea fácil, hay ciertas estrategias que usted puede llevar a cabo para administrar adecuadamente su tiempo y que su vida cotidiana sea un poco más ligera. Recuerde: ¡La organización es la clave!

¿Cómo hacer su vida de mamá más fácil?

Para facilitar su nueva faceta como madre, le recomendamos lo siguiente:

  • Olvide la perfección

Por lo general, las mujeres tienden a ser muy perfeccionistas y meticulosas al momento de llevar a cabo una tarea. Lo primero que usted debe aceptar es que no tiene el tiempo suficiente para hacer todo con una perfección al 100%. Sea franca con usted misma, pida ayuda y, de vez en cuando, acepte que está demasiado cansada para lavar los platos o secar la ropa. En la medida que usted conozca sus límites, su vida será mucho más fácil.

  • Acepte ayuda

Seguramente usted siempre ha sido la que lleva las riendas de la casa, por lo que usted sabe exactamente cómo limpiar las cosas, cómo organizar, etc. Sin embargo, recuerde que usted está en una época de muchas tareas y el bebé demanda muchísimo tiempo, así que olvídese de la perfección y acepte ayuda de su pareja, su familia o amigos cercanos.

Es probable que no hagan los quehaceres del mismo modo que usted lo hacía, pero le ayudará a mantener todo en orden durante los primeros meses después del parto y harán que usted pueda dedicarle más tiempo a lo que debe ser su prioridad: el bebé.

  • Puede hacer dos cosas a la vez

Un buen momento para mandar algún correo o hacer una llamada es mientras usted amamanta o se extrae la leche materna para su bebé. Usted también podría hacer ejercicio mientras juega con su bebé, entre otras cosas.

Lo importante es que, si decide hacer dos actividades a la vez, se asegure de que sean cosas que usted puede manejar por igual y que esto ni signifique descuidar a su bebé en ningún momento.

  • Prepárese

Muchas veces usted puede tender a extralimitarse. Hacer demasiadas tareas al día puede ser agobiante, sin embargo, tener la preparación suficiente puede servirle de mucha ayuda.

Una excelente forma de organizarse es anticiparse a los hechos. Si usted es de esas personas que le gusta mucho cocinar pero el cuidado de su bebé no le deja suficiente tiempo, haga una comida de su agrado y congélela. De este modo, tendrá varios platos para diferentes días sin que esto implique que usted deba ponerse a cocinar desde cero.

Asimismo, guarde un poco de dinero en algún lugar para esos días en los que no tenga nada listo y no tenga ganas de cocinar. En esos momentos, ese dinero extra puede servir de mucha ayuda para comprar la comida delivery de su preferencia.

  • Defina sus prioridades

Lo más importante es definir sus prioridades y actuar en función a esto. Una vez más, recuerde que su prioridad es el bebé y el resto son tareas secundarias. Haga el ejercicio de anotar diariamente (y por orden) cuáles son las tareas más importantes del día y vaya haciéndolas poco a poco. En la cola del listado estarán las de menor importancia así que, si no lo logra para el final del día, significará que usted habrá terminado todas las tareas importantes y sólo restaron las de menor importancia.