Cómo organizar una fiesta infantil

Cómo organizar una fiesta infantil

Sea que se trate de una reunión para dar la bienvenida al bebé, el primer cumpleaños o cualquier conmemoración onomástica, es importante dedicar unos cuantos minutos para planificar las actividades recreativas, los obsequios y los bocadillos. En la organización todos los miembros de la familia pueden participar cada uno en la medida de sus posibilidades.

Los padres puede seguir los siguientes consejos y lograr el éxito que esperan en las celebraciones de sus hijos:

– Planeen la fiesta de acuerdo a la edad del niño y de la mayoría de sus invitados.

– La fiesta no tiene que durar más de cuatro horas, sobre todo si se trata de niños muy pequeñitos.

– Retire todos los objetos frágiles o peligrosos del área donde jugarán los pequeños. Puede colocar en esos espacios algunos adornos infantiles. No olvide los globos de colores u otros ornamentos de papel o cartón brillante. Si no tiene tiempo suficiente para decorar la casa usted misma puede contratar los servicios de una empresa especializada. La clásica «piñata» no puede faltar en la fiesta de cumpleaños de su hijo.

– Tenga todo listo y esté preparada cuando se acerque la hora de recibir a os invitados. Los chicos invitados estarán tan ansiosos por asistir que llegarán muy puntuales.

– Si el niño para quien se organiza el festejo y sus hermanos tienen edad suficiente para ayudar, permítales cooperar en los planes. Así te ahorrarás parte del trabajo y ellos estarán entretenidos en algo constructivos.

– Pídales a sus hermanas o amigas íntimas que le ayuden durante la fiesta a servir los postres, cuidar a los niños y atender a los representantes de otros chicos.

– No pretenda combinar una fiesta de niños y adultos a la vez, lo que es divertido para una grupo de edad no lo es para el otro. El trabajo se le multiplicará y ninguno se divertirá a plenitud.

– Los obsequios no tienen que ser muy elaborados o costosos. El paladar infantil no suele ser muy selectivo. Los menores se sentirán contentos con tortas, caramelos, canapés ligeros, helados, chocolates y refrescos. Todo lo concerniente a la elaboración, conservación y servicio de los alimentos se decidirá con varios días de anticipación. No se siente comprometida a dar un obsequio especial a cada uno de los adultos que puedan acompañar a sus chicos invitados. Si por casualidad se presenta algún papá, su pareja puede atenderlo, mientras te encargas de las criaturas.

– Recuerda colocar algunas bolsas de basura a la vista de los niños para que sea más sencillo recoger los desperdicios y no tengas que andar por toda la casa, al final de la reunión, recogiendo servilletas, platos de cartón o envoltorios de confites.