¿Cuáles son los riesgos de un bebé prematuro?

¿Cuáles son los riesgos de un bebé prematuro?

Se considera un parto prematuro a aquél que ocurre antes de las 37 semanas de gestación, lo que puede provocar que el bebé nazca no sólo con bajo peso, sino también con ciertas deficiencias que deben ser tratadas de inmediato y que, por lo tanto, ponen en riesgo su vida.

¿Cuándo suele ocurrir el parto prematuro?

Alrededor de un poco menos del 8% de los bebés nacen de manera prematura, lo que suele ocurrir entre las 32 y 37 semanas de embarazo.

¿El bebé puede sobrevivir?

Las probabilidades de supervivencia del bebé incrementan con respecto a la cercanía de su nacimiento en cuanto a la fecha en la que debió haber nacido. Por ello, cada semana que su bebé permanece en su vientre hace que tenga una mayor oportunidad de sobrevivir después de su nacimiento.

¿Cuál es el peso?

El peso de un bebé prematuro va a variar dependiendo de la fecha en la que haya nacido, ya que cada semana el bebé se desarrolla más y, por lo tanto, crece. No obstante, los bebés prematuros suelen pesar de 2 kilos y medio o menos, dependiendo de la semana en la que hayan nacido.

¿Qué puede ocurrir?

Los bebés prematuros tienden un riesgo mayor a sufrir las siguientes complicaciones:

• Taquipnea: esta condición se refiere a problemas respiratorios debido a la falta de maduración de los pulmones del bebé

• Alimentación: los bebés que nacen de forma prematura suelen necesitar que se les coloque una sonda en el estómago para poder alimentarse, debido a que son demasiado pequeños para succionar la leche materna

• Displasia broncopulmonar: por lo general, los bebés que presentan esta condición deben permanecer en la incubadora

• Bradicardia: condición en la que el ritmo cardíaco del bebé se vuelve más lento.

• Ictericia: si bien esta condición es muy común, suele presentarse con mayor frecuencia en los bebés prematuros debido al inmaduro hígado del bebé, el cual no puede procesar de forma correcta la bilirrubina la cual se acumula y hace que su piel tome un color amarillento

• Temperatura: si un bebé nace prematuramente, tiene un mayor riesgo a sufrir dificultades para controlar su temperatura corporal debido a la falta de grasa en el cuerpo y a la falta de maduración del cerebro

• Infecciones: los bebés que nacen de forma prematura tienden a ser más propensos a contraer infecciones, ya que su sistema inmunológico no está desarrollado

• Retinopatía: esta condición afecta la vista del bebé debido al crecimiento anormal de los vasos sanguíneos de los ojos, lo que puede causar daños que van desde la necesidad de lentes a temprana edad, hasta daños graves e irreversibles como la ceguera