Efectos del humo del cigarrillo en la salud de tu hijo

Efectos del humo del cigarrillo en la salud de tu hijo

El humo de segunda mano -también conocido como humo ambiental de tabaco*- es la emanación expelida por los fumadores, producto de la combustión final de un cigarrillo, tabaco o pipa. La última bocanada del cigarrillo posee muchos químicos nocivos diferentes a la nicotina, y todo aquel que aspira ese vaho es considerado un fumador involuntario o pasivo.

En cada cigarro se pueden encontrar 4800 agentes químicos, la mayoría de ellos indeseables en términos de salud. Las sustancias más estudiadas hasta el momento, por sus efectos negativos en el organismo, son el monóxido de carbono, el alquitrán y el ácido ciánico.

Sabía usted que:

– Los niños que aspiran humo de segunda mano tienen grandes posibilidades de sufrir de neumonía, bronquitis e infecciones en los oídos.
– Los niños de padres fumadores son propensos a desarrollar cuadros asmáticos. En caso de no presentarlos, son comunes los ataques de asfixia.
– Cada año, de 300.000 casos de infecciones -como bronquitis y neumonía en infantes menores de 18 meses que aspiran humo de segunda mano- resultan aproximadamente entre 7.500 y 15.000 hospitalizaciones.

Usted puede proteger su vida y la de su familia fuera de casa, estando segura de que su niño se encuentra en escuelas y programas de cuidado diario absolutamente libres del humo de cigarrillo.