Herpes genital una enfermedad de transmisión sexual

Herpes genital una enfermedad de transmisión sexual

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual que puede causar llagas muy dolorosas en el área genital y alrededor de la misma.

¿Hay cura para esta enfermedad?

Los especialistas no han encontrado una cura para la enfermedad, sin embargo, hay ciertos medicamentos que pueden aliviar los síntomas-

¿Cómo se transmite?

El herpes genital se transmite a través del sexo vaginal, anal u oral sin protección.

¿Las mujeres embarazadas pueden transmitir la enfermedad?

Efectivamente, las mujeres embarazadas pueden transmitirle la enfermedad al bebé durante el nacimiento o después del mismo. Aunque generalmente no sucede, la transmisión de esta enfermedad al niño puede ser potencialmente mortal para el bebé y, en ciertos casos, puede causar severos daños cerebrales y lesiones en la piel.

¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?

Gran cantidad de personas desconocen que tienen el virus, ya que no presentan los síntomas o estos son muy débiles. Además, muchas personas suelen confundir los síntomas con otras enfermedades como las infecciones por hongos, reacciones alérgicas o la sarna.

Los primeros síntomas del herpes genital son:

• Sensación de picazón u hormigueo en el área genital después de 2 a 20 días de haber tenido relaciones sexuales sin protección con una persona infectada
• Pueden aparecer ampollas en la piel que dejan úlceras dolorosas que perduran de dos a tres semanas
• Fiebre
• Dolor de cabeza
• Dolor muscular

¿Cuáles son los síntomas posteriores del herpes genital?

• En las mujeres pueden presentarse llagas en el interior o cerca de la vagina, en el cuello uterino, genitales externos, cerca del ano, nalgas e incluso en los muslos
• En los hombres pueden presentarse llagas en el pene, alrededor de los testículos, cerca del ano, muslos y nalgas.

¿Qué hacer si sospecha que tiene herpes genital?

1. Consulte a su médico lo más pronto posible
2. Si el médico confirma que tiene herpes genital, procure mantener el área infectada limpia y seca
3. Informe a su pareja sobre la infección para que sea consciente de los riesgos de la infección
4. Utilice ropa hecha de algodón
5. No tenga relaciones sexuales hasta que las llagas hayan sanado
6. Utilice siempre un condón cuando tenga relaciones sexuales, incluso si no tiene síntomas