Los efectos de la televisión en los niños

La alimentación de la madre después del parto

La alimentación es muy importante para toda persona. Durante el embarazo y la lactancia tiene una especial importancia, ya que ella influencia directamente el crecimiento del bebé. No obstante, la alimentación durante el embarazo debe ser diferente a la de la lactancia materna, ya que están orientadas a propósitos distintos. Mientras que la alimentación del embarazo busca formar a un bebé, la alimentación en la lactancia sirve para contribuir a la producción de leche materna.

Para ayudarla, le daremos algunos datos y consejos que debe tener en cuenta.

Conozca las razones por las cuales debe amamantar a su bebé a través de este enlace >> /articulo/por-que-es-bueno-amamantar-al-bebe

¿Por qué la alimentación durante la lactancia es importante?

¡Hurra! Nació su bebé. Ahora es momento de empezar a cuidarlo y darle todo tu amor cada día. Muchas mamás se olvidan de sí mismas desde el momento que nace su bebé, pero esto está mal, sobre todo cuando están amamantando ¿Por qué? Pues porque el organismo necesita que usted se alimente bien para recuperarse del parto, de los cambios del embarazo y también de producir leche materna.

¿Cómo comer en la lactancia?

  • De acuerdo a los especialistas, se sugiere que en la lactancia se consuman 25 gramos más de proteínas a lo habitual diariamente durante los meses que se amamantará. Lo recomendable es que el bebé reciba leche materna de forma exclusiva hasta los 6 meses de edad.
  • Consumir alrededor de 500 calorías más diariamente
  • Incluir muchos vegetales en su alimentación
  • Recomendamos no beber alcohol durante la lactancia. Aunque los resultados del efecto del alcohol en la lactancia no han sido concluyentes, muchos especialistas aconsejan evitarlo.
  • Incluir en la dieta muchos alimentos que sean ricos en calcio.
  • Limite el consumo de cafeína.
  • Consumir alimentos ricos en vitaminas A y D.
  • Ingiera, por lo menos 8 vasos de agua todos los días.
  • Por lo general, no se requieren suplementos vitamínicos. No obstante, vaya a sus chequeos médicos cuando corresponda para comprobar que todo esté en orden y no necesite de suplementos.