Mejorar la calidad del esperma

Mejorar la calidad del esperma

Es importante tener una esperma de calidad para poder quedar embarazada. Siga estos consejos para mejorar la calidad de la esperma y lograr el embarazo que tanto desea.

¿Por qué es tan importante tener una esperma de buena calidad?

Tener una esperma de buena calidad es muy importante. Los espermatozoides necesitan ser abundantes, veloces y tener la forma adecuada para poder fecundar al óvulo con éxito.

Infórmese sobre el proceso de ovulación y fecundación a través de este artículo: /articulo/que-es-la-ovulacion-y-la-fecundacion

¿Cómo saber si su esperma es de calidad?

Si han pasado varios meses desde que está intentando concebir con su pareja y no lo ha logrado, recomendamos que acuda a su médico para que éste le ordene un examen en el que su esperma será examinado. Este examen tiene como fin contabilizar la cantidad de espermatozoides y analizar su movilidad y forma.

De igual manera, usted puede tomar una serie de medidas para evitar estos problemas en el futuro.

¿Qué hacer para mejorar la calidad del esperma?

  • Tenga una buena alimentación

Esta es nuestra primera recomendación. Su alimentación es importantísima para que su cuerpo pueda funcionar adecuadamente y de esto no está exento su esperma. Ponga especial atención en consumir suficiente vitamina C y E, así como también en consumir suficientes alimentos diariamente que sean ricos en antioxidantes.

  • Consuma suficiente ácido fólico

¡Sí! Esta vitamina no sólo es importantísima para las futuras mamás, sino también para los que quieren ser futuros papás. Puede consumirlo de manera natural en vegetales de hojas verdes oscuras.

  • Utilice la ropa interior adecuada

La ropa interior puede convertirse en la enemiga de su esperma. Es importante que utilice pantalones que no sean ajustados, utilice calzoncillos sueltos y, de ser posible, duerma sin ellos para que sus testículos puedan estar frescos.

Lo que ocurre es que hay ciertas prendas que pueden recalentar sus testículos, provocando que la producción de esperma sea mucho menor a lo ideal.