La música es terapéutica

¿Oye bien su Bebé?

Por lo general detectar problemas de audición en un bebé o en un niño a temprana edad es un poco difícil. Muchas veces se puede llegar a pensar que el niño tiene dificultades en el desarrollo del lenguaje. Los niños que tienen este tipo de problemas desarrollan estrategias para comunicarse, por eso es importante observar los siguientes aspectos , para así realizarle una evaluación del oido por un especialista a tiempo.

0-2 años

1- El bebé no voltea al oir las voces de sus padres.
2- El bebé no responde a sonidos fuertes.
3- El bebé no progresa de hacer sonidos aislados conocidos coloquialmente como guareos a emitir sonidos más concretos como “mama” o “Papa”.
4- El bebé no busca descubrir de donde vienen nuevos ruidos, tales como el timbre de la puerta, el ladrido del perro o el martilleo del vecino.
5- El bebé no responde cuando se le llama por su nombre.

2-5 años

1- El niño tiene un desarrollo lento del habla con respecto al resto de los niños de su edad.
2- El niño no responde a ruidos.
3- El niño oye la televisión más alto de lo normal.
4- El niño no agarra el teléfono cuando suena y mucho menos habla por él.
5- El niño no responde si lo llaman a cierta distancia.