Perder peso después del embarazo

Perder peso después del embarazo

Actualmente, los medios de comunicación ejercen mucha presión sobre las madres para que pierdan peso de manera veloz después del nacimiento de sus bebés. No conforme a esto, también se exige que las madres luzcan un cuerpo delgado y tonificado, lo que es un proceso largo que no se puede llevar a cabo en poco tiempo sino que, por el contrario, requiere de la ejecución de muchos hábitos saludables y esfuerzo para lograr esta meta.

¿A qué no hacerle caso?

Lo más importante es no prestar atención a las noticias de celebridades que pierden peso en un parpadeo. Si bien pueden servirle como inspiración, debe tener en cuenta de que usted deberá recurrir a medios saludables y a la opinión de su médico para tener una rutina de ejercicios y dieta para perder peso sin afectar su salud.

Además, debe tener en cuenta que la producción de leche materna y su energía para cuidar a su bebé dentro de los primeros meses de vida debe estar al 100%, por lo que debe abstenerse a realizar dietas poco saludables que afecten su salud.

Recuerde que debe estar satisfecha con el proceso de pérdida de peso, de tal manera que no sea extenuante y pueda cumplir con todas sus labores de madre.

¿Qué hacer durante las primeras semanas?

Debe tener en cuenta que usted ha pasado por un proceso de parto y su cuerpo necesita recuperarse. El tiempo de recuperación después del parto dependerá si usted ha dado a luz de forma natural o a través de una cesárea, por lo que es de suma importancia hablar con su médico para que le indique que ha sanado por completo y ya puede empezar a hacer ejercicio.

Lo más recomendable es ser amable con su cuerpo durante las primeras semanas y no precipitarse a realizar ejercicio demasiado intenso para evitar contratiempos. Antes de empezar a realizar cualquier tipo de ejercicios, consulte con su médico.

¿Cómo lucirá el abdomen?

Muchas madres, sobre todo las primerizas, tienden a sentirse sorprendidas por cómo lucen sus vientres después del parto. El abdomen no se encoge inmediatamente después del nacimiento del bebé, sino que lo hace progresivamente a medida que el útero va regresando a su tamaño normal.

Luego de que el útero vuelva a su tamaño original, una buena dieta y rutina de ejercicio la ayudará a perder los kilos extra que ganó durante el embarazo. Recuerde que un elemento indispensable en este proceso es la constancia y, sobre todo, la paciencia. ¡Ánimo!

¿Cuándo empezar a hacer ejercicios intensos?

Lo más recomendable es consultar con su médico, debido a que cada madre evoluciona diferente y se recupera en un tiempo distinto después del parto. Por lo general, las madres pueden empezar a hacer rutinas de ejercicio más intensas después del tercer mes tras el nacimiento del bebé.