Organiza tu tiempo y disfruta lo que quieras

¿Terminó el embarazo y quiere perder esos kilos? ¡Aproveche con la concha de la piña!

Dio a luz hace ya unos meses, y ha decidido recobrar su figura. No tiene tiempo de ir a un nutricionista y tampoco de hacer una dieta en el sentido estricto de la palabra. Pues bien, aquí le damos un pequeño consejo para eliminar esos kilos que le están sobrando y que le parecen sumamente desagradables.

Si tiras la cáscara de piña y sólo disfrutas de la fruta, has perdido una buena oportunidad para bajar de peso. Un estudio realizado por el Journal of Agricultural and Food Chemistry en los Estados Unidos de América, revela que la cáscara de piña es rica en fibra polifenoles; el primero ayuda a sentir al cuerpo saciado y los segundos porque depuran el cuerpo de forma natural.

Otro beneficio de la cáscara de piña es que mejora tu digestión y reduce el colesterol. Además es diurética, ideal para reducir la retención de líquidos y la grasa corporal.

Agua de piña o guarapo

Tal vez se preguntes cómo comerte la cáscara de piña para que no te raspe ni sepa amarga. A continuación te damos esta receta que es muy fácil de preparar y deliciosa.

Ingredientes:

Cáscara de media piña

1/2 litro de agua

Una rajita de canela

Preparación:

Hierve el agua junto con las cáscaras de piña y la canela durante 30 minutos. Deja enfriar.

Cuela y bébela durante todo el día.

Si tomas esta agua de cáscara de piña para bajar de peso todos los días, notarás más plano tu vientre y te sentirás más ligera.

Así que no espere más. Llegó el momento de eliminar esos kilos, de recobrar su figura y, lo más importante, de cuidar su salud y disfrutar de su hijo.