Qué es el calostro

Qué es el calostro

Se conoce como calostro a un líquido amarillento que producen las glándulas mamarias de la madre durante los 3 a 4 primeros días después del parto. Este líquido tiene una alta densidad y poco volumen, es decir, que aunque venga en pocas cantidades, tiene un altísimo nivel nutricional, por lo que es muy importante que el bebé se alimente con él durante sus primeros días de vida ¡Le explicaremos el por qué!

¿Cuándo empezar a amamantar?

La primera leche que recibirá su bebé será el calostro. Si puede, amamántelo durante la primera hora de vida.

¿Qué tiene el calostro de especial?

¡Muchísimo! El calostro es perfecto para su bebé. Primero, tiene un sabor muy parecido al líquido amniótico, lo que le dará seguridad por tener un sabor ligado a su estancia en su útero. Luego, debe saber que esta sustancia es altísima en vitaminas, minerales y anticuerpos que fortalecerán su sistema inmunológico y lo protegerán de enfermedades e infecciones.

El calostro es muy poco, ¿será suficiente?

Como aclaramos anteriormente, el calostro es un líquido de alta densidad y poco volumen. La cantidad que usted produce puede ser poca o insuficiente, pero su alta densidad en nutrientes lo hace perfecto para su bebé. No se asuste, su bebé está recibiendo justo lo que necesita.

¿Por qué es ventajoso?

A continuación, en Embarazada.com le presentamos un listado en el que recopilamos los principales beneficios del calostro para su bebé ¡Aquí van!

  • El calostro ayuda a que el bebé deseche el meconio. Aprenda más sobre el meconio y las deposiciones del bebé aquí >> /articulo/las-heces-del-bebe-lo-normal-y-las-senales-de-alarma-embarazadacom
  • Es alto en antioxidantes
  • Contiene factores de crecimiento que ayudan a desarrollar los sistemas que integran el organismo del bebé
  • Es de fácil digestión
  • Los riñones del bebé recién nacido no pueden manejar grandes cantidades de líquido, por eso el meconio tiene la cantidad ideal de volumen para que el bebé pueda procesarlo
  • El intestino puede digerirlo y absorber todos sus nutrientes de una manera más sencilla
  • Lo protege de infecciones