Tricomoniasis una enfermedad de transmisión sexual durante el embarazo

Tricomoniasis una enfermedad de transmisión sexual durante el embarazo

Durante el embarazo, la madre debe tener precauciones especiales para que la salud de su bebé no se vea afectada. Una vez que confirme su embarazo, deberá pautar una cita prenatal para realizarse una serie de pruebas para conocer su estado de salud en general y diagnosticar cualquier tipo de condición que pueda afectar al bebé.

Una de las condiciones que pueden poner en riesgo la salud del bebé son las enfermedades de transmisión sexual (ETS), razón por la que el médico ordena ciertas pruebas para verificar si la madre presenta o no una ETS y, de ser positivo, proceder a realizar el tratamiento pertinente o las medidas preventivas para que el bebé no se infecte y sufra daños.

¿Qué es la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una ETS causada por un parásito que provoca los siguientes síntomas:
• Flujo vaginal color verdoso
• Flujo vaginal espumoso
• Picazón
• Olor fuerte y desagradable del flujo vaginal
• Sensación de malestar durante el acto sexual

Sin embargo, no todas las pacientes presentan síntomas. De hecho, más de la mitad de los casos de tricomoniasis no presentan signos de la enfermedad.

¿Qué consecuencias puede traer la tricomoniasis en el embarazo?

Si la madre presenta esta ETS durante el embarazo, aumenta el riesgo de presentar las siguientes complicaciones:
• Parto prematuro
• Ruptura prematura de membranas
• El bebé puede nacer con bajo peso

¿La madre recibe tratamiento durante el embarazo?

Si luego de los exámenes realizados, el médico confirma que la madre tiene tricomoniasis, le administrará el tratamiento pertinente para que la infección sea eliminada. Es importante tener en cuenta que el diagnóstico temprano de esta ETS hará que se reduzcan las posibilidades de presentar las condiciones mencionadas anteriormente.

Una vez que el médico haya confirmado la infección, la madre y su pareja recibirán tratamiento. Generalmente, los hombres son asintomáticos de esta enfermedad pero son portadores, por lo que es necesario que ambos reciban el tratamiento asignado por el médico.

Durante el tratamiento, la pareja deberá abstenerse de tener relaciones sexuales hasta que el médico confirme que la infección ha sido eliminada.