Ventajas y desventajas de quedar embarazada después de los 35 años

Ventajas y desventajas de quedar embarazada después de los 35 años

Hoy en día resulta muy común que las parejas se conviertan en padres después de los 30 años y hay muchos factores que propician esta situación. En primer lugar, está el factor económico. El momento más idóneo para formar una familia es tener estabilidad económica, lo cual incluye un empleo fijo que genere ingresos suficientes y un hogar. No obstante, con el pasar del tiempo esto resulta más difícil de obtener, por lo cual los hijos van pasando a un segundo plano mientras las parejas luchan por lograr la estabilidad deseada para formar una familia.

Por ello, hoy en día se ha hecho cotidiano que las mujeres queden embarazadas después de los 35 años de edad. Esto puede ser ventajoso en ciertos aspectos, mientras que en otros es desfavorable pero… ¿por qué?

¿Cuál es el mejor momento para tener un bebé?

El mejor momento para tener un bebé, desde el punto de vista fisiológico, es entre los 20 y los 30 años de edad. Ésta época no sólo es la más fértil, es decir, donde hay más posibilidades de concebir, sino que también es el momento en el que se suelen presentar menos complicaciones durante la gestación.

Aprenda más sobre la fertilidad femenina a través de este enlace: /articulo/lo-que-debe-saber-acerca-de-la-fertilidad-femenina

¿Por qué es ventajoso el embarazo entre los 30 y 35 años?

La dificultad en encontrar una pareja ideal para formar una familia, un trabajo estable con un buen salario y, además, lograr la independencia completa de los padres puede ser bastante más complicado de lo que se cree. Es por ello que muchas mujeres conciben entre los 30 y 35 años. No obstante, hay ciertas ventajas de quedar embarazada en ese rango de edades, como por ejemplo:

  • Enfrentará los retos de la maternidad con una mayor madurez.
  • Tendrá la posibilidad de ser estable económicamente.
  • Tiene una idea mucho más clara de lo que quiere en cuanto a su familia y la educación de sus hijos.
  • Verá tener un hijo no como un gran sacrificio, sino como una recompensa, un gran regalo.
  • La relación de pareja es más equilibrada que a edades más tempranas.
  • Su situación laboral y la de su pareja tienden a ser más estables.
  • Habrá alcanzado ciertas metas que se propuso en el pasado, se sentirá realizada y además muy feliz por tener un bebé.
  • La pareja se siente mucho más segura.

¿Cuáles son las desventajas?

Si bien hay ventajas muy importantes de tener un embarazo después de los 30-35 años, ciertamente debe considerar las desventajas de ello, ya que fisiológicamente el cuerpo no está en su mejor momento para tener bebés. Por ello, debe considerar los siguientes factores:

  • Después de los 30 años, la fertilidad femenina decrece y, por lo tanto, las posibilidades de concebir se hacen cada vez menores al pasar el tiempo.
  • Sufrir de presión arterial alta y diabetes prenatal es más frecuente en mujeres que conciben después de los 35 años.
  • Después de los 35 años hay más probabilidades de que el bebé nazca con Síndrome de Down.
  • La cesárea es más común en mujeres embarazadas después de los 35 años.
  • La madre deberá someterse a una mayor cantidad de pruebas prenatales para detectar posibles anomalías fetales.