Lo que debe saber acerca del aborto espontáneo

Lo que debe saber acerca del aborto espontáneo

Muchas mujeres sienten gran culpabilidad cuando sufren un aborto espontáneo, lo que no saben es que es un problema muy común y afecta uno de cada cuatro o cinco embarazos.

¿Qué es el aborto espontáneo?

El aborto espontáneo es aquél embarazo que termina antes de las 20 semanas de forma natural no provocada.

¿Cuáles son las causas?

• Problemas en el desarrollo de la placenta

• Bajos niveles de hormonas

• Problema en la implantación del óvulo fecundado en el útero

• Problema genético del embrión

• Los hábitos nocivos de la madre, tales como el consumo de cigarrillos, alcohol o drogas

• Situaciones de estrés

¿Cómo saber que si se avecina un aborto espontáneo?

Si la madre presenta alguno de los siguientes síntomas, es probable que sea propensa a tener un aborto espontáneo:

• Sangrado leve o moderado por genitales

• Dolor tipo colico en la parte inferior del abdomen

¿Cuándo ocurre el aborto espontáneo?

El aborto espontáneo ocurre cuando la mujer sufre un dolor intenso acompañado de sangrado, el cual suele presentarse en forma de coágulos de sangre junto con tejidos del embarazo. Además, la mujer tiende a sentir náuseas y mareos.

Por lo general, el embrión y la placenta salen junto con la pérdida de sangre, lo cual no suele distinguirse cuando el aborto se produce en las primeras semanas del embarazo.

¿Hay tratamiento para el aborto espontáneo?

Hay muy poco que se pueda hacer para evitar un aborto espontáneo, a menos que sea por niveles bajos de progesterona que se soluciona cuando la embarazada recibe tratamiento hormonal. Sin embargo, es importante que la madre asista a sus consultas prenatales para informarse correctamente y realizar los chequeos pertinentes, de tal manera que se asegure de estar haciendo todo lo posible para que el embarazo se desarrolle de manera normal.

Además, los hábitos nocivos y otras actividades perjudiciales para la salud deben ser detenidos por completo, ya que pueden aumentar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo.