Riesgo Obstetrico

Riesgo Obstetrico

Riesgo bajo o cero:

La embarazada que no tiene factores de riesgo.

Riesgo bajo o 1:
– Anomalía pelviana identificada clínica y/o radiológicamente.
– Baja estatura materna: < 1,5 metros.
– Cardiopatía 1: que no limita su actividad física
– Condiciones socioeconómicas desfavorables.
– Control insuficiente de la gestación: <4 visitas prenatales ó 1 visita tras semana 20 de gestación.
– Edad extrema <16 ó >35 años.
– Embarazo no deseado.
– Esterilidad previa: dos años o más.
– Fumadora habitual
– Fecha de última menstruación incierta.
– Gestante con Rh negativo
– Gran multiparidad: 5 o más fetos de por lo menos 28 semanas.
– Hemorragia del primer trimestre.
– Incompatibilidad Rh.
– Incremento del peso excesivo o insuficiente: >15 kg ó <5 kg.
– Infección urinaria baja o bacteriuria asintomática (por urinocultivo).
– Obesidad.
– Período intergenésico menor de 12 meses.

Riesgo alto o 2:
– Anemia grave (Hb<9 g/dl o hematrocito > 25%).
– Cardiopatía 2: paciente obligada a una limitación ligera de su actividad física.
– Cirugía uterina previa.
– Diabetes gestacional (se diagnostica por primera vez durante la gestación).
– Embarazo gemelar.
– Embarazo prolongado: más de 42 semanas de gestación.
– Endocrinopatía (tiroidea, suprarrenal, hipotalámica)
– Hemorragia 2º o 3er. trimestre.
– Hidramnios u oligoamnios.
– Historia obstétrica desfavorable: dos o más abortos, uno o más prematuros, partos distócitos, deficiencia mental o sensorial de probable origen obstétrico, antecedentes de retardo del crecimiento.
– Infección materna: hepatitis B o C, toxoplasmosis, pielonefritis, rebéola, sífilis, HIV, estreptococo B.
– Obesidad mórbida.
– Preeclampsia leve: TA diastólica mayor o igual a 90 mmHg.
– Sospecha de malformación fetal.
– Presentación anómala: constatada tras la semana 38 de gestación.

Riesgo muy alto o 3:
– Amenaza de parto prematuro: antes de la semana 37.
– Cardiopatias 3 o 4: paciente obligada a una limitación acentuada de su actividad física, o en la que esta provoca su descompesación.
– Diabetes pregestacional.
– Drogadicción y alcoholismo.
– gestación múltiple.
– Incompetencia cervical.
– Isoimmutización: Coombs indirecto positivo en paciete Rh negativo.
– Malformación fetal confirmada.
– Muerte perinatal recurrente.
– Placenta previa.
– Preeclampsia leve: TA diastólica mayor o igual a 110 mmHg o TA sistólica mayor o igual a 160 mmHg.
– Patología asociada grave.
– Retardo del crecimiento intrauterino.
– Rotura prematura de membranas.
– Sida clínico.