Parto vertical

Parto vertical

¿Es mejor el parto en posición vertical?

Es muy probable que las mujeres en lugares donde no son atendidas por médicos, suelen adoptar posiciones predominantemente verticales durante el trabajo de parto y el parto.
Probablemente con la llegada de la obstetricia moderna, cuando los medicos obstetras empezaron a atender a las mujeres durante su parto, se instó a adoptar posiciones semiacostadas o acostadas en el parto, posicion en la cual es mas facil para el medico atenderla, especialmente si es necesario intervenir aplicando un forceps o practicar una episiotomia.
Cuando hablamos de posiciones verticales en el trabajo de parto, nos referimos a posiciones en las que la mujer no esta acostada o semisentada.
Generalmente esto implica que la mujer está de pie, sentada, de rodillas o de cuclillas.
Es importante darse cuenta de que la transición a la cama obstétrica en su mayor parte se baso no en necesidades clínicas, ni en consideraciones sociales o emocionales de la mujer.
De hecho se podria ofrecer a la mayoria de las mujeres la oportunidad de realizar su trabajo de parto y el parto en posición vertical exepto en algunas situaciones complicadas donde es muy probable que el medico tenga que ayudarla aplicando un parto instrumental (forceps, espatulas, ventosas, etc)
Ventajas del parto en posicion vertical
Hay una tendencia a considerar el parto en posicion vertical una forma más “primitiva” o anticuada de parto, pero el posicionamiento en vertical ofrece muchas ventajas sobre la posicion acostada.
Muchos trabajos han demostrado que posiciones verticales están asociados con la reducción de partos instrumentales, episiotomías, desgarros de 3 º y 4 º grado y disminucion de resultados neonatales desfavorables.
  • La mujer se siente en control, en todo lo relacionado con el proceso de parto
  • Se produce un mejor vínculo madre-hijo ya que hay un mayor contacto visual y tactil desde el mismo momento del nacimiento.
  • Aparentemente se reduce el tiempo de los periodos de dilatacion y expulsivo, produciendo menos cansancio en la parturienta.
  • Menores niveles de estrés, miedo, tensión y el dolor tienen un efecto sinérgico sobre la liberación de oxitocina, produciendo contracciones uterinas as potentes, bien coordinadas y eficientes.
  • La mujer puede ir cambiando de posicion entre contracciones lo que ayuda a tener menos dolor en la parte baja de la espalda.
  • Disminuye la presión que ejerce el utero sobre los grandes vasos (aorta y vena cava) y hacia el diafragma, permitiendo la respiración más profunda, aumentando la capacidad toraccica y una óptima oxigenación placentaria y del bebé.
  • Se describe que el dolor del trabajo de parto es más tolerable y se ha asociado a la menor utilizacion de medicamentos analgésicos.
  • Mejora la circulación materno fetal de oxígeno y nutrientes, así como alivio natural del dolor atravez de las endorfinas
  • Después de la ruptura de las membranas, hay menor riesgo de infección ya que el líquido amniótico puede salir libremente ayudando con su efecto anticeptico a eliminar y expulsar las bacterias potencialmente dañinas.
  • La mujer puede compartir mas y mejor con su compañero y asistentes.
  • Al poder moverse libremente puede buscar posiciones que ayudan a reducir la resistencia muscular y mejora la flexión y la rotación de la cabeza del bebé y alineación óptima del bebé en su descenso a través de la pelvis.
  • La dilatacion del cuello uterino progresa constantemente
  • La gravedad ayuda facilitando el descenso del bebé por el canal del parto.
  • Hay menos presión uterina en grandes vasos sanguíneos, reduciendo el riesgo de hipotensión y síndrome de vena cava con sufrimiento fetal asociado
  • Trabajos más cortos, más eficientes
  • Se facilita el estiramiento y la relajación de los músculos del piso pélvico y la máxima apertura de la pelvis durante el periodo de dilatación y el parto.
  • Se reduce el riesgo de episiotomía y desgarro

Importante

Cada pareja tiene un parto que es el mejor para ellos, no existe un mejor parto que sirva para todas las mujeres por igual.
El parto en posicion vertical es una opcion mas, que junto con las otras posiciones puede y debe ser ofrecida y considerada por las parejas cuando vayan a decidir si quieren participar mas activamente en el momento del nacimiento de su bebé.