¿Cómo debe dormir la embarazada?

El sueño durante el embarazo

Acaba de almorzar, y le provoca tomar una pequeña siesta, pues aproveche, porque a medida que avanzan los días en el embarazo, usted tendrá menos posibilidades de dormir con tranquilidad.

La somnolencia postprandial o sensación de sueño después de comer, también conocida como coma alimenticio, es una experiencia bastante común que le sucede a los humanos.

Hasta cierto punto, es normal sentir sueño después de comer, sobre todo durante la tarde, pero no hay que darlo por sentado. Además, esa sensación de somnolencia se puede reducir haciendo ajustes en su alimentación.

Comida y sueño

Los carbohidratos son unas de las sustancias que más impactan a su nivel de energía (y nivel de azúcar en la sangre) después de una comida.

Los alimentos bajos en carbohidratos netos (carbohidratos sin fibra) como las frutas y verduras completas no afectan el azúcar en la sangre de manera significativa, pero los azúcares y los granos, incluyendo la mayoría de los alimentos procesados, se descomponen en unidades individuales de azúcar y son absorbidas en el flujo sanguíneo.

Cuando los carbohidratos se consumen con rapidez, su nivel de azúcar en la sangre se dispara para luego colapsarse. Esta recaída o desplome de azúcar puede provocarle sueño y es solo uno de los varios factores que lo pueden poner en un coma alimenticio.

El asunto es que debe mantener una dieta balanceada y de esta manera combinar esto con unas horas de reposo, no solo después de almorzar, sino luego de cenar cuando ya decidió ir a dormir.

En teoría, consumir alimentos ricos en triptófano, como huevos o carne orgánica de aves alimentadas en pastizal, junto con carbohidratos, puede hacer que se sienta con sueño, pero es probable que esto tenga que ver más con el aumento de insulina que con el triptófano, así como con la subsecuente producción de serotonina.