Síndrome de Reye

Síndrome de Reye

Este síndrome se caracteriza por presentar encefalopatía e infiltración grasa no inflamatoria del hígado y los riñones. Se ha asociado con epidemias por influenza A o B y varicela. La administración de aspirina predispone al paciente a esta condición. Ocurre generalmente entre los 4 y 12 años.

La manifestación clínica se inicia con vómito incoercible, durante o inmediatamente después de la recuperación de una infección del tracto respiratorio superior; después de 2 a 24 horas, el niño entra en un estado de confusión, se pone combativo, agitado, estuporoso y finalmente cae en coma.

El diagnóstico se hace mediante biopsia hepática. El pronóstico se correlaciona con la profundidad del coma, la muerte generalmente se debe a un aumento en la presión intracraneana. Esta enfermedad se puede prevenir evitando los “salicilatos” (aspirina), durante el curso de las enfermedades respiratorias vírales.