Hablarle al bebé ayuda a desarrollar su cerebro

Cuidado con el uso del celular y su embarazo

El uso del celular es casi una obligación en los tiempos que corren. Se ha convertido en un artículo tan importante como la cédula de identidad. Sin embargo no es bueno abusar de su uso.

Varios estudios advierten sobre la necesidad o mejor dicho, la advertencia poco divulgada por los fabricantes, de leer de manera total el manual de los teléfonos celulares donde se recomienda mantener los dispositivos a cierta distancia del cuerpo para asegurarse de no exceder los límites de seguridad de exposición a las radiofrecuencias (RF).

Radiofrecuencias o RF: No tan buenas en el embarazo

Siempre es bien estar pendiente de cualquier tipo de cuido con el feto durante el tiempo que dure el embarazo, y con respecto al teléfono celular el fabricante debe recomendar mantener  el teléfono celular a una distancia de al menos 5 a 15 milímetros de la cabeza y cuerpo en todo momento para evitar exceder el límite de seguridad de exposición a RF.

En la vida real, la mayoría de las personas portan sus teléfonos cerca de su cuerpo, por lo general en el bolsillo o brasier. Cuando se realizaron pruebas a los teléfonos celulares más populares en contacto directo con el cuerpo, todos superaron el límite de seguridad.+

En EE.UU. la SAR es una medida de la cantidad de energía de RF que el cuerpo podría absorber del dispositivo cuando se mantiene a una distancia específica (entre 5 y 15 mm, según el fabricante). Sin embargo, es importante percatarse de que el valor de SAR no es una indicación del nivel de seguridad del teléfono.

La prueba de SAR, cuyo modelo de prueba es una cabeza masculina muy grande, se diseñó antes de que el uso del teléfono celular se volviera frecuente entre los niños pequeños y jovencitos, cuyos cráneos pueden permitir una mayor penetración de RF

Sin embargo, en la vida real la mayoría de las personas portan sus teléfonos cerca de su cuerpo, por lo general en el bolsillo. Incluso, muchas mujeres meten el teléfono en el sostén o brasier, que por cierto, es el peor lugar en donde podrían colocarlo, ya que puede elevar el riesgo de problemas cardíacos y tumores mamarios, sus dos principales riesgos de muerte.

Además, si bien todos los fabricantes de teléfonos celulares proporcionan la información de uso seguro, es difícil encontrar a alguien que realmente haya podido encontrar el mensaje en su teléfono, sin instrucciones detalladas sobre dónde ubicarlo.

Una de las recomendaciones hechas, en estecaso por el gobierno canadiense afirma que “para disminuir la exposición a la energía de RF, utilice una opción de manos libres, como el altavoz… Porte el iPhone a una distancia de al menos 5 milímetros [mm] de su cuerpo para garantizar que los niveles de exposición permanezcan en o sean inferiores a los comprobados”.

Según el informe, “el 81 % de los canadienses nunca ha visto en su manual o teléfono la información sobre mantener el dispositivo a una distancia de 5 a 15 mm del cuerpo”. Además, pocas personas entienden realmente lo que significa.