Proteger a las trabajadoras embarazadas

El Centro Nacional de Derecho para la Mujer insta a que se aprueben leyes para garantizar la licencia familiar remunerada y el alojamiento para las embarazadas.

“Ayudan a las embarazadas. Nadie las ayudó”, acerca de las acusaciones de que Planned Parenthood maltrata a las empleadas embarazadas:

Su investigación nos recuerda que todos los lugares de trabajo, incluidos aquellos en el movimiento progresivo, deben realizar un autoexamen crítico para garantizar que no desafiemos a cumplir con los más altos estándares de igualdad y equidad.

La verdad impactante es que en Estados Unidos no existe un programa nacional que garantice la licencia familiar pagada a todas las personas que trabajan, independientemente del tamaño o los recursos financieros de su empleador. Nuestro país también carece de una norma legal nacional que exige que todos los empleadores realicen ajustes razonables cuando las trabajadoras embarazadas los necesitan.

La Ley de Licencia de Seguro Médico y Familiar y la Ley de Equidad de las Trabajadoras Embarazadas cambiarían eso. Al responsabilizar a las instituciones, también debemos exigir que el Congreso ofrezca imparcialidad a las trabajadoras embarazadas y de padres.

Los empleadores, sin embargo, no pueden esperar a que el Congreso se reúna. Este momento requiere acciones urgentes por parte de todas las instituciones para garantizar que la equidad, la inclusión y la seguridad sean valores fundamentales completamente integrados en las prácticas organizacionales.

Para leer el articulo completo, ingresa en el siguiente link:

https://www.nytimes.com/2019/01/02/opinion/letters/pregnant-workers-accommodation.html