¿Puedes hacerte un tatuaje mientras estás embarazada? (Parte II)

Independientemente de su estado, embarazada o no embarazada, contraer una infección como la hepatitis B o el VIH, es una situación sumamente grave y delicada, y muy probable de ocurrir si su tatuador no cumple con las reglas mínimas de bioseguridad.

“Si alguien contrajera una de estas enfermedades infecciosas durante el embarazo, puede aumentar los riesgos tanto para el paciente como para el feto por nacer”, dice el Dr. Cummings.

¿Otro factor de riesgo? La tinta utilizada para los tatuajes. “Algunas tintas para tatuajes contienen metales pesados, como plomo, mercurio y arsénico. El mayor riesgo potencial sería durante el primer trimestre, cuando el feto se desarrolla más rápidamente y forma sus órganos”.

Entonces, probablemente sea una buena idea consultar con su tatuador antes de sumergirse para ver si sus tintas contienen metales pesados; si lo hacen, es mejor esperar los nueve meses.

En conclusión no hay una regla estricta sobre hacerse o no un tatuaje durante el embarazo, pero los expertos recomiendan que es mucho mejor esperar los nueve meses y luego hacerse un tatuaje si así lo desea.

Para leer el artículo completo, ingresa en el siguiente link:

https://www.womenshealthmag.com/health/a26951083/can-you-get-a-tattoo-while-pregnant/