Alimentacion de su bebé

La leche humana es el alimento ideal para su bebé. Esta provee la combinación perfecta de nutrimentos para el primer año de vida. Además, provee defensas naturales para el recién nacido y el lactante y reduce el riesgo de reacciones alérgicas o infecciones bacterianas y dar el seno puede ser conveniente y económico.

Si usted planea darle el seno a su bebé, la primera alimentación debe suceder lo más pronto posible luego del parto. Pídale a las enfermeras que le ayuden a empezar y trate de tener paciencia. Dar el seno puede ser una experiencia maravillosa, pero puede tomar un tiempo acostumbrarse.

Encontrar la posición más cómoda para dar el seno también toma mucha práctica. Puede tratar de sentarse en una silla cómoda con varias almohadas para apoyar la espalda y los brazos. Y asegúrese de que usted y su bebé se encuentren “estómago” con “estómago”.

Seguir una dieta balanceada es importante cuando usted da el seno. Para asegurar una cantidad adecuada de leche humana, usted debe tomar cantidades generosas de líquidos todos los días. Continúe evitando la cafeína, el alcohol y la nicotina (fumar), ya que estas sustancias son absorbidas y pasan a la leche humana, y asegúrese de tomar sólo aquellas medicinas recetadas por su médico. Si usted no da el seno, la mejor alternativa es escoger la fórmula infantil comercialmente preparada que su composición general de nutrimientos sea la mas parecida a la de la leche humana. Su pediatra la asesorará en caso de preferir o necesitar utilizar una fórmula de inicio.