La comida ideal durante el embarazo

En el embarazo no deje de comer zanahorias

Todos sabemos que las zanahorias son unos tubérculos sumamente nutritivos; importantes en la dieta diaria de cualquier ser humano y si usted está embarazada, debe saber que este alimento debe formar parte de sus comidas, ya que el enorme número de vitaminas y proteínas, importante para usted y para el bebé.

Las zanahorias han existido desde hace muchos siglos, esa es la razón por la cual son extremadamente versátiles para comer y disponibles en casi cualquier parte del mundo.

Los historiadores creen que las zanahorias fueron cultivadas por los antiguos griegos y romanos, ya que fueron mencionadas por Plinio el Viejo y preciadas por el Emperador Tiberio.

En las cocinas de hoy en día usted encontrara las zanahorias en todo tipo de platillo, desde sopas de verdura saludables hasta en ensaladas. También pueden hacerse en jugo o cortadas en palitos para comer crudas.

Las zanahorias se pueden cortar, rallar, cortar en juliana, saltear, hacer en puré, y hornear como papas fritas – ¡Y esto es solo el principio! Y como si la creación de todos esos platillos no fuera suficiente, las zanahorias también tienen una increíble larga lista de beneficios saludables.

El calcio, fósforo, y magnesio en las zanahorias ayudan a construir huesos fuertes y un sistema nervioso saludable. Sobre todo, el consumo de calcio es esencial para mantener sanos los músculos del corazón. El fosforo es esencial para suavizar la piel, y fortalecer los dientes, el cabello y los huesos, mientras que el magnesio ayuda con el desarrollo mental, digestión de grasas, y la absorción de nutrientes. Las zanahorias también proporcionan los beneficios del potasio, vitamina C y B6, cobre, ácido fólico, tiamina y magnesio.