Amamantar durante el embarazo

Amamantar durante el embarazo

Puede ocurrir que usted tenga dos embarazos muy seguidos, razón por la que su lactancia materna coincidirá con el embarazo. Muchas madres se preguntan si esto es seguro y qué consecuencias podría traer en su salud y su bienestar general.

¿Es seguro amamantar durante el embarazo?

Por lo general, una madre puede amamantar a su bebé durante el embarazo de forma segura sin poner en riesgo su bienestar ni el del bebé que se está gestando dentro de su útero. No obstante, esto dependerá de cómo sean sus hábitos alimenticios.

Lo ideal es que, durante el embarazo y la lactancia materna, la madre conserve una buena alimentación, es decir, saludable y balanceada. De este modo se asegurará de estar proporcionándole a su bebé todos los nutrientes que necesita para su desarrollo, que el bebé que esté amamantando reciba una leche materna de alta calidad y usted tenga las energías necesarias para lidiar con el embarazo, los síntomas y los cambios físicos que se están suscitando. Sea cual sea el caso, una mujer embarazada siempre debe poner especial atención en su alimentación, ya que este es uno de los principales motores de un embarazo y bebé saludables.

¿Cuándo podría ser peligroso?

Cada embarazo es diferente, por lo que algunas madres pueden amamantar sin problemas durante el embarazo y otras no. Uno de los casos en los que no es recomendable amamantar durante el embarazo ocurre cuando la madre ha presentado sangrado en el embarazo o tiene antecedentes de haber padecido un parto prematuro. En estas ocasiones, generalmente se recomienda que la madre se abstenga de amamantar al bebé, ya que la lactancia materna puede desencadenar contracciones uterinas que, si bien son leves, pueden aumentar el riesgo de complicaciones en algunos casos.

Si desea obtener más información sobre el sangrado durante el embarazo, visite: https://www.embarazada.com/articulo/sangrado-durante-el-embarazo-cuando-llamar-al-medico

¿Qué otros factores se deben considerar?

  • A medida que el embarazo avanza, la producción de leche variará. Debe prestar especial atención a este factor y consultar con su médico en caso tal de que su producción de leche baje para optar por la fórmula más adecuada para su niño.
  • Uno de los síntomas más comunes del embarazo son los cambios en los senos, los cuales tienden a estar mucho más sensibles y, en algunos casos, pueden sentir dolor en el área. Si usted está embarazada y está amamantando, esto puede provocar que el malestar se intensifique. En caso de que se sienta impedida de amamantar por el agravamiento de los síntomas, consulte con su médico para identificar las opciones más favorables para su bebé, usted y el bebé que está esperando.