Comerse la placenta después del parto

Comerse la placenta después del parto

Hacia los últimos años ha tomado popularidad una práctica que puede considerarse extraña: comerse la placenta después del parto. ¿Es positivo hacerlo?

En China esta práctica es muy común y la cultura estadounidense la ha ido adaptando para sí, a tal punto que algunas celebridades se han aventurado a ingerir su propia placenta en busca de beneficios fisiológicos. De hecho, personajes de la TV como Holly Madison y Kim Kardashian han considerado comerse su placenta mientras se encontraban esperando el nacimiento de sus respectivos bebés.

¿Qué es la placenta?

La placenta es un órgano que aparece en el embarazo para satisfacer las necesidades del bebé en cuanto a respiración, nutrición y excreción. Una vez que el bebé nace, la madre expulsará la placenta en lo que se conoce como última fase del proceso de parto.

Si desea obtener más información sobre lo que se conoce como «parto de placenta», visite: /articulo/parto-de-la-placenta

¿Qué es la placentofagia?

La placentofagia es el acto de comer la placenta tras el nacimiento del bebé. Según se cree, esta práctica puede traer beneficios para el organismo. De hecho, existen personas que creen que comer la placenta ayuda al rejuvenecimiento.

January Jones, famosa actriz de televisión, declaró que la ingesta de cápsulas hechas de su propia placenta la ayudaron a detener la depresión post-parto que sufrió después de tener a su bebé, mientras que otras mujeres aseguran que han tenido un aumento de energía tras comer sus placentas.

¿Por qué esta práctica se ha vuelto popular?

Comer la placenta es una práctica muy característica de los mamíferos. Pese a que los especialistas no han logrado determinar la causa exacta de este comportamiento, se cree que se hace para evitar que los depredadores se acerquen a la zona en la que el animal tuvo a sus crías, a manera de protección.

¿Comerse la placenta es beneficioso?

Los estudios no han demostrado que ingerir la placenta sea beneficioso y ya que una de sus funciones principales es la de filtrar sustancias toxicas y hormonales puede resultar hasta negativo.