Cómo cuidar la belleza durante el embarazo

Cómo cuidar la belleza durante el embarazo

Si bien las mujeres embarazadas tienen un brillo especial, los cambios físicos y hormonales que se producen en el embarazo pueden alterar el cabello y la piel de la madre, por lo que podría traer como consecuencia que no se sienta cómoda con su aspecto.

A continuación, ofrecemos algunos de los cambios físicos más comunes que sufren las madres durante el embarazo y que suelen afectar la manera en cómo se sienten con su apariencia personal:

  • Estrías: Las estrías son un síntoma muy común durante el embarazo. Para evitarlas o disminuirlas, la madre podría aplicarse crema hidratante diariamente, además de beber mucho líquido.
  • Manos: Durante el embarazo, algunas madres pueden experimentar que sus manos se tornan de color rojas y presentan manchas durante la noche, lo cual se asemeja a ciertas reacciones que se producen después de lavar los platos. Esto es causado por el aumento del volumen de sangre en el cuerpo de la madre.
  • Espinillas: Los problemas circulatorios característicos del embarazo puede traer como consecuencia que los poros se tapen y den lugar a las espinillas. Para minimizar este síntoma, es importante que la madre se quite muy bien el maquillaje en la noche y exfolie su piel unas dos veces por semana
  • Tinte de cabello: La aplicación de tintes para el cabello puede perjudicar la salud del bebé, razón por la cual los médicos recomiendan que no se utilicen durante el embarazo. Para una opción segura, la madre podría utilizar henna, el cual es un tinte natural y es muy seguro aplicarlo durante el embarazo.
  • Pigmentación: Es común que algunas mujeres embarazadas presenten manchas en la cara, lo cual se produce a causa de los cambios hormonales y desaparece luego del nacimiento del bebé. Para que este síntoma no se agrave, la madre debe evitar exponerse al sol y utilizar protector solar.
  • Hinchazón: La hinchazón es causada por los problemas circulatorios que se presentan a partir del segundo trimestre de embarazo. Para disminuir este síntoma, puede aplicar hielo en los tobillos, además de tratar de mantener los pies elevados cada vez que le sea posible.
  • Depilación: La piel es mucho más sensible durante el embarazo, por lo que depilarse con cera puede ser muy doloroso. Es importante que la madre evite las cremas depilatorias ya que, a pesar de que no serán dolorosas, pueden perjudicar al bebé a causa de los químicos que las componen.
  • Ojeras: Las ojeras son la consecuencia de la falta de sueño en la madre y suelen presentarse durante el tercer trimestre de embarazo, ya que es en esta etapa donde la madre suele tener más problemas para dormir a causa del tamaño del útero. La solución para este problema es descansar más, sin embargo, mojar una toalla en agua fría y colocarla sobre los ojos durante algunos minutos puede disminuir las ojeras.