Los riesgos de consumir medicamentos en el embarazo

Los riesgos de consumir medicamentos en el embarazo

Durante el embarazo, todo lo que la madre ingiere pasa a través de la placenta y entra en el torrente sanguíneo del bebé, por lo que es de suma importancia que la madre sea muy precavida con todo lo que consume en esta etapa de desarrollo del niño, especialmente si se trata de medicamentos.

¿Los medicamentos afectan el desarrollo del bebé?

Si bien el consumo de medicamentos puede afectar al bebé en cualquier momento del embarazo, en cada trimestre el riesgo de perjudicar la salud del niño es diferente.

A continuación, ofrecemos algunos de los riesgos de ingerir medicamentos en cada etapa del embarazo:

  • Primer trimestre: Durante el primer trimestre de embarazo, el riesgo de que el bebé contraiga problemas de salud a causa del consumo de medicamentos es muy alto, ya que es la etapa en la que los órganos del bebé se están desarrollando, por lo que el consumo de medicamentos puede traer como consecuencia que el bebé nazca con defectos de nacimiento o causar un aborto espontáneo.
  • Segundo trimestre: El consumo de medicamentos durante esta etapa del embarazo puede afectar gravemente el crecimiento del bebé, por lo que podría nacer con bajo peso, además de interferir con el desarrollo del sistema nervioso del niño.
  • Tercer trimestre: Durante esta etapa del embarazo, el consumo de medicamentos puede aumentar el riesgo de que el bebé presente dificultades después del parto, tales como complicaciones para respirar.

¿De qué otra forma podría afectar al bebé?

Los medicamentos pueden traer otras complicaciones en el cuerpo de la madre que, si bien no afectan al bebé directamente, pueden traerle graves consecuencias en la salud del niño. Las complicaciones más comunes de ingerir medicamentos en el embarazo son el parto prematuro, contracciones uterinas o retraso prolongado del parto.

¿Hay medicamentos que no son perjudiciales para el embarazo?

En vista de que no hay estudios suficientes acerca de las consecuencias que pueden traer gran cantidad de medicamentos en el embarazo, los especialistas recomiendan que la madre no los consuma sin previa autorización del médico. Esta instrucción abarca tanto los medicamentos recetados, como los de venta libre.

¿Cómo se pueden minimizar los riesgos para el bebé?

Para disminuir las posibilidades de que el bebé sea afectado por un medicamento, es importante que la madre procure no consumirlos a menos de que esté padeciendo de una condición grave de salud y con previa autorización de su médico.