Cómo preparar a su hijo para el preescolar

Cómo preparar a su hijo para el preescolar

Si su hijo ya tiene la edad suficiente para ir al preescolar, seguramente estará muy ansiosa por verlo empezar una nueva etapa en su vida, pero también un poco preocupada por dejarlo solito por primera vez. Son sentimientos encontrados y es totalmente normal. Cuando su pequeñín traspase por primera vez la puerta de su nueva escuela, quizás se llenará de orgullo y algo de tristeza por verlo tan grande.

Hay ciertas cosas que usted debe saber antes de enviar a su hijo al preescolar, así como también ciertas técnicas de preparación que le servirán de mucha ayuda para que su pequeño se enfrente a este gran reto de aprender e ir a un lugar donde no estará mamá cerca.

¿Cómo preparar a su hijo para ir al preescolar por primera vez?

  • Manténgalo tranquilo: en la medida de lo posible, hable con su hijo. Dígale que pronto irá al preescolar y cuéntele qué actividades realizará allí. Hablar sobre ello lo preparará mentalmente y hará que se acostumbre a la idea. Si tiene hermanos, primos o amigos un poco más grandes que él, pídales que le cuenten a su hijo sobre sus experiencias y lo divertido que es el preescolar. Aprenda cómo fomentar la comunicación con su hijo en: /articulo/la-comunicacion
  • Visite el preescolar: es muy beneficioso que usted se tome un par de horas para mostrarle a su hijo el preescolar. Para usted será muy positivo porque podrá hacer todas las preguntas que tenga sobre lo que su hijo hará allí, así como también hará que conozca las instalaciones y se familiarice con el sitio.
  • Insértelo en la rutina: conviene que, algunas semanas antes del inicio de clases, usted empiece a acostumbrar a su hijo a la rutina del preescolar. Levántelo un poco más temprano que de costumbre y ofrézcale el desayuno. Esto hará que vaya modificando su horario y sea más fácil adaptarlo al del preescolar.
  • No diga frases que lo pongan nervioso: recuerde que siempre debe darle confianza y seguridad a su hijo. Frases como “te extrañaré muchísimo”, “te irás de mí”, “eras tan solo un bebé” no son nada recomendables para transmitir seguridad, al contrario, harán que su hijo se sienta desconfiado en incluso abandonado. Incentívelo a que le guste el preescolar, que todo saldrá bien, que será muy divertido y hágale saber que usted estará esperándolo a la salida.
  • No le mienta: decirle a su hijo que usted no se irá y que volverá en algunos minutos a recogerlo no provocará un efecto positivo en él. Hará que se ponga muy ansioso y que sea más probable que llore. Lo mejor es ser sincero, explicativo y darle toda la confianza que sea posible para que vaya a la escuela con buena actitud.
  • No sea dramática: así como debe evitar frases negativas, tampoco debe convertir el primer día de clases en un evento dramático de lágrimas, suspiros y despedidas. Su hijo sólo se irá por unas horas y usted ha elegido un excelente lugar para que empiece a recibir su educación. Si es muy sentimental, procure ser fuerte frente a su pequeño, ya que los niños son muy receptivos en cuanto a las emociones. Háblele siempre con sinceridad y optimismo sobre el preescolar.
  • Procure que la despedida sea rápida y natural.