David Beckham

David Beckham, un padre modelo

David Beckham es muy conocido por su habilidad para jugar al fútbol y, además, su belleza, la cual ha atraído a un sinnúmero de mujeres alrededor del mundo. No obstante, y desde que formó su familia con Victoria Caroline Adams, conocida como Victoria Beckham, ahora el mundo voltea a mirarlo cada vez que es capturado por los paparazzi, ya no sólo por su belleza, encanto y habilidad en el deporte que practica, sino también por lo buen padre que ha demostrado ser.

Su matrimonio

El matrimonio de David y Victoria fue realizado en julio de 1999 en un castillo en Irlanda. La ceremonia marcó tanto un inicio de una etapa amorosa llena de felicidad, así como también el despegue de David Beckham como una estrella.

Sí, ya la fama de David Beckham no sólo se limitaba al fútbol y a sus habilidades como goleador, sino también por el carisma que lo destaca, su belleza inigualable y un éxito profesional que se ha mantenido durante años.

Por su parte, Victoria Adams fue una de las integrantes del reconocido grupo Spice Girls, entre 1994 y 1998. La fama de este grupo musical alcanzó la venta de más de 75 millones de discos, lo que la lanzó a la fama. Hoy en día, Victoria es una reconocida diseñadora y madre de cuatro hermosos hijos.

Sus hijos

David y Victoria se conocieron en 1997, se comprometieron en 1998 y, un año más tarde, contrajeron nupcias el 4 de julio de 1999. Desde ese momento, la pareja no ha parado de dar de qué hablar, sobre todo en aspectos positivos que destacan cada vez que son tomados por la prensa ya que, evidentemente, la pareja está pasando por uno de sus mejores momentos.

Victoria y David tienen cuatro niños: Brooklyn, de 14 años; Romeo, de 10 años; Cruz, de 8 años y, finalmente, Harper, quién está por cumplir sus dos años de edad.

El padre modelo

Actualmente, David Beckham se encuentra en las filas del Paris Sait-Germain, equipo que se encuentra en la capital francesa. No obstante, esto ha significado que deba estar lejos de su familia, lo que tiene a los padres un poco frustrados y ansiosos por volver a estar juntos como pareja, junto a sus queridos hijos.

“Es por poco tiempo, pero es difícil estar lejos de mis hijos cada día. Por suerte, ellos entienden que su padre trabaja duro”, declaró David recientemente.