Dormir al bebé recién nacido

Dormir al bebé recién nacido

El sueño del bebé es quizá uno de los mayores problemas cotidianos a los que se enfrentan los padres después del nacimiento de su pequeño, ya que sus horas de sueño tienden a no concordar con las de los padres y, además, suelen despertarse con frecuencia.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los bebés recién nacidos duermen la cantidad de horas que necesitan, por lo que cada bebé en particular dormirá una cantidad diferente de horas. Por ello, algunos bebés tienden a dormir durante casi todo el día durante los primeros días, mientras que otros duermen de diez a doce horas.

¿Qué factores influyen en el sueño?

• La necesidad de cada bebé: cada niño es diferente y necesitará una cantidad mayor o menor de sueño. En lugar de comparar a su pequeño con otros bebés cercanos a usted, hable con su pediatra e infórmele de la rutina de sueño de su bebé para asegurarse de que todo está en orden.

• La comida: uno de los factores más influyentes en el sueño del bebé es la alimentación. Si el bebé tiene hambre mientras sueña, se despertará. También ocurre que el bebé no ha comido lo suficiente y tiende a tener un sueño más intranquilo.

• La leche materna vs. Fórmula: los especialistas han determinado que los bebés que son amamantados con leche materna tienen períodos de sueño más cortos pero más tranquilos que los bebés que son alimentados con leche de fórmula.

¿Por qué la alimentación influye en el sueño?

Además de las razones dadas anteriormente, los expertos indican que la diferencia principal entre la leche materna y la leche de fórmula es que la materna tiende a ser absorbida por el cuerpo del bebé con mayor facilidad, por lo que queda menos tiempo en el estómago del bebé y lo obliga a despertarse con más frecuencia para ser alimentado.

¿El bebé se despertará frecuentemente durante mucho tiempo?

A medida que pasan los meses, el bebé dormirá una mayor cantidad de horas seguidas. Recuerde que debe ser muy paciente para ir fomentando una rutina de sueño en la noche y que sus momentos de actividad sean en el día.

¿Cómo hacer una rutina de sueño?

Puede ser muy útil que, cuando sea de noche y el bebé esté alimentándose, lo haga en la oscuridad o con una luz muy tenue, además de hacerlo en una habitación tranquila y sin ruido. Lo más recomendable es no incitar al bebé a jugar o a mantenerse activo para que entienda que la noche es para descansar y diferenciará la noche y el día.

¿Cómo debe dormir el bebé?

Los especialistas recomiendan que el bebé duerma en el cuarto de sus padres durante los tres primeros meses de vida, lo que hará que se mantenga más tranquilo y que pueda ser alimentado con mayor rapidez.

Lo más recomendable es que el bebé duerma de lado o boca arriba, ya que estas posiciones reducen el riesgo de que el bebé padezca el síndrome de muerte súbita del lactante. Si desea que su bebé duerma de lado, en las tiendas para bebé venden artículos de cuna fabricados con materiales especiales que lo mantendrán en esta posición.

Si desea saber más sobre cómo dormir al bebé, visite: https://www.embarazada.com/articulo/dormir-al-bebe