Bañar al bebé recién nacido

Bañar al bebé recién nacido

Uno de los momentos más emocionantes de la madre junto a su bebé es el primer baño y todos los subsiguientes. Sin embargo, pese a que es un momento divertido para ambos, es importante que tome una serie de precauciones y preparaciones para que todo sea un éxito.
¿Qué se debe tener al alcance?
Para bañar al bebé, deberá contar con los siguientes artículos:
Pañal limpio
Toalla. Las toallas más útiles para los bebés son aquellas que tienen una capucha, ya que lo cubren mejor y se sentirán mucho más reconfortados al salir del baño.
Ropa limpia
Jabón neutro sin perfume
¿Cómo preparar el baño del bebé?
Para preparar el baño del bebé, debe tener en cuenta lo siguiente:
El agua debe ser tibia. Esto es especialmente importante, ya que el agua muy fría o muy caliente será desagradable para el bebé. Por ello, procure que el agua tenga una temperatura agradable para que el bebé disfrute de su baño.
Deberá adquirir una bañera cómoda y adecuada para el bebé, en la que su pequeño entre completamente.
La bañera deberá estar apoyada sobre una superficie plana y firme, de tal manera que su bebé no esté expuesto a sufrir una caída u otro accidente.
Recuerde que usted será quién bañe al bebé, así que busque una altura para apoyar la bañera en la que usted se sienta cómoda. Esto le dará mucha movilidad y hará que no sufra dolores de espalda por estar encorvada bañando a su bebé.
Recuerde que el lugar donde apoye la bañera debe ser un lugar seguro para evitar cualquier tipo de accidentes.
¿Cuáles son los pasos a seguir?
Para bañar al bebé, debe:
Llene la bañera con agua tibia, no superior a los 37 grados centígrados
Sostenga firmemente al bebé pero con delicadeza y vaya introduciendo sus piernas dentro de la bañera
Introduzca lentamente al bebé dentro de la bañera para que se sienta más confiado y tranquilo con la nueva experiencia
Nunca suelte al bebé mientras esté dentro de la bañera. Recuerde que todavía no es capaz de sentarse por sí solo
Una vez que el bebé se encuentre completamente dentro de la bañera, llene su mano de agua y comience a derramarla ligeramente sobre sus brazos, pecho y hombros
Con el jabón neutro, limpie delicadamente al bebé y deje para último momento su cabecita
Finalmente, lave la cabeza del bebé con delicadeza
Envuelva al bebé en la toalla
Póngale su pañal y ropita limpia y seca. ¡Listo! Ya tiene a un bebé limpio y contento
Si desea saber más sobre la buena higiene del bebé al cambiar el pañal y lavarle los genitales, visite: https://www.embarazada.com/articulo/como-cambiar-panales-y-limpiar-los-genitales-de-su-bebe-embarazadacom