Ellos son propensos a los accidentes

Ellos son propensos a los accidentes

El Fondo de Desarrollo de las Naciones para la Infancia (Unicef) indica que las causas más frecuentes de mortalidad en los niños se refieren a las quemaduras, las caídas, los envenenamientos, la asfixia y las lesiones intencionales. Sin embargo en la totalidad de los países industrializados, el 41 % de los decesos infantiles son ocasionados por las coaliciones entre vehículos. En las naciones en vías de desarrollo un millón de criaturas menores de 15 años mueren todos los años a causa de este tipo de traumatismo.

En la investigación se suministran cifras estimadas más amplias realizadas hasta la fecha sobre mortalidad por lesiones entre los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que manifiesta que por cada criatura que fallece a causa de una contusión, muchos otros quedan discapacitados o traumatizados. Unicef clasifica a los países conforme a las bajas tasas de morbilidad de estados como: Suecia, Reino Unido, Italia y Holanda, en los que se registran niveles de defunciones de 7 niños por cada 100 mil. Los varones son más propensos a sufrir los accidentes que las niñas. Así la Unicef descubrió que en los países de la OCDE, los niños con edades entre uno y 14 años tenían un 70 % más de posibilidades de fenecer a causa de heridas que las niñas.

La discrepancia entre los géneros se incrementa con la edad, fenómeno que se explica por que los varones son más aventureros y arriesgados o porque los padres o las escuelas son más permisivas con los varones que con las mujeres. Un indicio es que la diferencia entre los géneros se origina incluso entre los chicos más jóvenes. Un niño de uno a cuatro años , tiene un 40 % más de posibilidades de morir a causa de una lesión que una niña.