Embarazo despues de los 35 años

Embarazo despues de los 35 años

Incidencia

Desde los años 70, la incidencia de mujeres que se embarazan después de los 35 años ha aumentado drásticamente, en parte porque muchas mujeres postergan la maternidad hasta lograr sus objetivos profesionales y en parte por los avances en las técnicas de reproducción asistida.

Influencia de la salud materna en el embarazo

Antes de salir embarazada es recomendable que la mujer se realice un examen completo para descartar la presencia de alguna enfermedad. Se ha demostrado que lo importante para la evolución favorable del embarazo no es la edad de la madre, sino su estado de salud preexistente al embarazo. En general, a medida que avanza la edad tanto el hombre como la mujer tienen más posibilidad de presentar enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión arterial, las cuales pueden repercutir de manera negativa en el embarazo. Por otro lado, se ha demostrado que las mujeres después de los 35 años tienen más posibilidades de desarrollar alguna de estas enfermedades durante su gestación. Esto demuestra lo importante de un control prenatal temprano y adecuado, para realizar un diagnóstico precoz y prevenir complicaciones en el embarazo.

Riesgo de defectos geneticos fetales

El riesgo de presentar defectos genéticos fetales se incrementa con la edad. Las alteraciones más frecuentes son las trisomías, específicamente la trisomía 21 o Síndrome de Down, el cual es causado por la presencia de un cromosoma 21 extra, en el cual hay anormalidades mentales y físicas.

A los 25 años, una mujer tiene un riesgo de tener un bebé con Sindrome de Down de 1 en 1250; a los 30 años, un riesgo de 1 en 952; a los 35 años, un riesgo de 1 en 378; a los 40 años, un riesgo de 1 en 106; y a los 45 años, un riesgo de 1 en 30. Por eso a partir de los 35 años es recomendable realizar pruebas prenatales (amniocentesis o biopsia de vellosidades coriales) para descartar la presencia de síndrome de Down y otras anormalidades cromosómicas. Alrededor del 95% de las mujeres que se realizan estas pruebas no presentan alteraciones fetales. Si estas pruebas son normales y la madre es sana, entonces el riesgo del bebé de tener malformaciones fetales es igual al de la población general.

Riesgos en el embarazo

1. Riesgos para la madre:

• Trabajo de parto difícil, especialmente si es primigesta (primer bebé)
• Parto por cesárea
• Diabetes gestacional
• Hemorragias del iii trimestre (por placenta previa o desprendimiento prematuro de placenta)
• Preeclampsia e hipertensión arterial

2. Riesgos para el feto:

• Peso < 2500 gr
• Peso > 4000 gr
• Aborto espontáneos
• Muerte perinatal
• Anormalidades cromosómicas

Como puede una mujer embarazada disminuir los riesgos

A pesar de que existen riesgos, tanto médicos, obstétricos como genéticos, lo importante es la prevención.

Es recomendable que toda mujer que tenga 35 años o más siga las siguientes recomendaciones:

– Tomar antes y durante el embarazo ácido fólico para disminuir las posibilidades de defectos del sistema nervioso central.

– Consumir una dieta sana, que incluya alimentos ricos en ácido fólico como cereales, jugo de naranja y vegetales verdes.

– Realizarse un chequeo médico pre-concepcional para descartar patologías médicas.

– Tener un control prenatal temprano y regular durante el embarazo.

– Realizarse las pruebas prenatales para descartar la presencia de anormalidades genéticas.

– No tomar bebidas alcohólicas durante el embarazo.

– No fumar durante el embarazo.

– No tomar medicamentos que no sean indicados por el médico.