Ser marido y mujer siempre

Ser marido y mujer siempre

El día que nace tu bebé la vida tuya y de tu pareja cambia un poco, me refiero al surgimiento de un nuevo rol, a parte de ser marido y mujer, ahora son mamá y papá.

No pienses que por esto la relación íntima de ustedes llega a su fin, lo único es que no tendrán todo su tiempo para estar los dos a solas, parte del tiempo lo tendrán que compartir con su bebé.

Pareciera que marido y mujer no asumen los cambios de la misma forma y en al mismo momento. Es natural que la mujer asuma más rápido su papel de mamá ya que pasa todo el día con su bebé, tan es así que olvidas un poco que eres esposa.

El caso del hombre es un poco distinto, acuérdate que él asume más rápido el temor de si va a poder mantener a su familia económicamente y no si es hora de que el bebé coma. Lo mejor que pueden hacer es tenderse una mano el uno al otro y ayudarse en esta nueva forma de vivir.

Es común que ciertos hombres sientan celos de la relación íntima entre la mamá y el bebé. Recuerda que los hombres quieren tener relaciones íntimas a pesar de que hayas dados a luz hace poco tiempo y tal vez el que tú estés todo el día con tu bebé impide un poco la intimidad.

Tienes que esforzarte y no dejar desvanecer tu relación de pareja, no abandones los momentos de intimidad y de romance entre los dos.

Como mujer que acabas de dar a luz y por razones hormonales tal vez no sientas deseos de tener relaciones sexuales; no te preocupes nada es eterno lo que debes hacer es esforzarte poco a poco.

Eso si, debes entender que cuando tu marido te invita a la intimidad no lo hace por mal, recuerda que te extraña como pareja y que él no ha tenido cambios hormonales.

Lo más importante en estos momentos es que el canal de comunicación entre los dos esté abierto. Es primordial que busquen minutos, horas o segundos para estar como marido y mujer, no se abandonen el uno al otro.