Endometriosis: causas

Endometriosis: causas, síntomas y tratamiento

La endometriosis es una enfermedad muy común que afecta a gran cantidad de mujeres en su etapa fértil, la cual puede causar mucho dolor en la persona que la padece.

¿Qué es la endometriosis?

La endometriosis es una condición en la que las células del endometrio, es decir, del revestimiento interno del útero, crecen en otras partes del cuerpo de la mujer, incluyendo las trompas de Falopio, los ovarios y la parte posterior de la matriz. En algunos casos poco comunes, las células del revestimiento del útero pueden crecer en el tracto gastrointestinal o urinario.

¿Cuáles son las causas de la endometriosis?

Si bien los especialistas no han podido determinar la causa exacta de la endometriosis, se cree que la enfermedad puede estar relacionada a la genética.

¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Los síntomas más comunes de la enfermedad son:
• Dolor abdominal
• Dolor de espalda
• Dolor pélvico durante la menstruación
• Dolor durante las relaciones sexuales
• Problemas de fertilidad
• Menstruación irregular
• Algunas mujeres tienen coágulos en la menstruación
No obstante, algunas mujeres con endometriosis no presentan síntomas.

¿Cómo se diagnostica?

Para diagnosticar endometriosis, el médico debe revisar la historia clínica de la paciente, además de realizar análisis de sangre, ultrasonidos y un examen pélvico. Además, el médico podría realizar una laparoscopia para confirmar la condición.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento para la endometriosis varía dependiendo del caso, intensidad y características específicas de las personas. Los tratamientos son:
• Pastillas anticonceptivas
• Agonistas de la GnRH, el cual suprime la hormona estrógeno, por lo que los tejidos afectados se van reduciéndo progresivamente
• En casos de endometriosis severa, el médico podría realizar una cirugía llamada laparoscopia, la cual es poco invasiva y se hace mediante un instrumento llamado laparoscopio durante la cual se eliminan los focos endometriosicos.
• En los casos más graves, el médico podría optar por la extirpación del útero, denominada histerectomía