Las vacunas contra el VPH

Las vacunas contra el VPH

Las infecciones genitales por VPH son muy comunes, pero la mayoría de estas infecciones se presentan sin síntomas y desaparecen sin tratamiento alguno después de unos años.

Los virus del papiloma humano (VPH) forman una familia de más de 100 tipos de virus, de los cuales más de 40 tipos pueden transmitirse sexualmente. Algunos de los VPH que se transmiten sexualmente pueden causar verrugas genitales, son llamados de bajo riesgo entre los cuales estan los virus 6, 11, 40, 42, 43, 44, 53, 54, 61, 72, 73 y 81. Los tipos 6 y 11 (a los que se asocia con cerca del 90 por ciento de las verrugas genitales) son los más comunes.

mientras que otros, llamados VPH de alto riesgo u oncogénicos, 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59 y 68. Los tipos 16 y 18 son los más peligrosos y pueden causar cáncer.

Algunas veces, las infecciones por VPH pueden durar muchos años. Infecciones persistentes por VPH de alto riesgo son la causa principal de cáncer cervical.

¿Protegen las vacunas contra todos los tipos de VPH?

Aun con la vacuna, usted estará en riesgo de infección por otros tipos de VPH. Es importante que las niñas y las mujeres vacunadas continúen sus visitas al médico para las pruebas de Papanicolaou con regularidad y que se cuiden durante las relaciones sexuales, preferiblemente con el condón

¿Las vacunas curan el VPH?

Las vacunas son preventivas no curativas

Las vacunas no tienen efecto sobre una infección existente o en las consecuencias de la infección (por ejemplo, verrugas ano-genitales o cuando ya existen cambios cancerosos o precancerosos) por el virus, sin embargo previenen la infección por cualquiera de los otros virus contenidos en la vacuna.

¿Las mujeres embarazadas pueden recibir la vacuna contra el VPH?

Las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar la vacuna.

Vacunas para prevenir la infección por VPH

En muchos países incluyendo la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) de los Estados Unidos se han aprobado dos vacunas, Gardasil® y Cervarix®, las cuales son muy efectivas para prevenir la infección por los dos tipos de VPH que causan la mayoría de los cánceres cervicales, los virus 16 y 18.

Gardasil previene también la infección por dos tipos de VPH que causan la mayoría de las verrugas genitales, los virus 6 y 11.

Pero preferiblemente deben ser aplicadas antes de comenzar a tener relaciones sexuales

Los estudios han encontrado que tanto Gardasil™ como Cervarix son vacunas seguras que no producen la infección, pero si activan al sistema inmunologico para que produzca anticuerpos contra los virus de la vacuna y otras cepas parecidas.

Con excepción de un breve dolor en el sitio de la inyección, los participantes informaron pocos efectos secundarios. Debido a que las vacunas contienen sólo partículas del virus, la infección por la vacuna no es posible.

Gardasil™

La vacuna Gardasil™ protege contra la infección por dos tipos de VPH de alto riesgo (16 y 18) que causan aproximadamente el 70% de los cánceres cervicales y dos tipos de bajo riesgo (6 y 11) que causan aproximadamente el 90% de las verrugas ano-genitales.

¿Los hombres pueden usar la vacuna?

La vacuna ha sido aprobada para su uso en mujeres y hombres en edades entre nueve y 25 años, y consiste en tres dosis aplicadas al mes y a los 6 meses después de la primera aplicación.

En los hombres, los estudios han demostrado eficacia en la prevención de lesiones externas, en su mayoría debido a los tipos 6 y 11.

La imposibilidad de demostrar la misma eficacia en la prevención de cáncer de pene y ano-rectal fue probablemente debido a que en el hombre estas lesiones son muy poco frecuentes.

Cervarix™

La vacuna Cervarix™ protege contra la infección con dos tipos de VPH de alto riesgo (16 y 18) que causan aproximadamente el 70% de los cánceres cervicales.

La vacuna ha sido aprobada para su uso en las edades 10 a 25 en mujeres, y consiste en una dosis administrada inicialmente seguida de una dosis un mes más tarde y otra dosis a los seis meses después de la primera dosis.

Las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar la vacuna. Hable con su médico para obtener más información.