Precauciones en el embarazo: qué se debe evitar

Precauciones en el embarazo: qué se debe evitar

El embarazo es una época de múltiples alegrías para la madre. Dentro de sí está creciendo un pequeño bebé que llegará al mundo para traer felicidad. Sin embargo, hay una serie de responsabilidades que debe tener la madre mientras espera a su bebé para asegurarse de estar haciendo todo lo que está a su alcance para que crezca sano y fuerte.

Actividades cotidianas que no representaban ningún riesgo durante el embarazo, ahora podrían ser riesgos potenciales para la salud de usted y del bebé. Por ello, ofrecemos una serie de datos y recomendaciones que deberá tener en cuenta en el embarazo para evitar dañar el bienestar de su pequeño.

¿El teléfono puede afectar el embarazo?

Ningún estudio ha logrado determinar la incidencia del uso del teléfono celular durante el embarazo. Por ello, no hay ningún problema si usted lo utiliza con frecuencia. De hecho, se considera positivo que usted tenga a su alcance este medio de comunicación, ya que podría informarle a su médico cualquier eventualidad con mucha rapidez.

¿El microondas puede dañar al bebé?

Los especialistas no han encontrado ninguna relación en el uso del microondas durante el embarazo y los problemas a corto, mediano o largo plazo que podría presentar el bebé. Por ello, vea este artefacto como un amigo que le ayudará muchísimo durante el embarazo y su faceta como madre y no como un agente perjudicial, ya que no hay evidencias de que su uso pueda dañar al bebé.

¿Qué se debe evitar?

  • Baño caliente

Pese a que no es necesario ducharse con agua fría durante el embarazo, sí es necesario prestar atención en la temperatura del agua en caso de que sea muy caliente. De hecho, los estudios han determinado que cualquier actividad que suba la temperatura de la madre a más de 39? centígrados puede ser perjudicial para el desarrollo del bebé.

En caso de que desee tomar un baño caliente para aliviar el estrés, el dolor de espalda o simplemente relajarse un poco, procure no permanecer más de 10 minutos dentro de ella. Recuerde que la salud de su bebé es lo primero, así que un baño con agua tibia es la mejor opción para resguardar la salud de su pequeño.

  • Sauna y yacuzzi

Al igual que los baños calientes, el uso de saunas o yacuzzis está totalmente contraindicado durante el embarazo, ya que la temperatura del cuerpo de la madre se elevaría hasta causarle dañosa la placenta o al bebé.

Recuerde que al realizar esta actividad hay un mayor riesgo de sufrir deshidratación, así como de que la presión sanguínea disminuya y afecte el suministro de oxígeno al bebé.