¿Qué es el virus del papiloma humano?

¿Qué es el virus del papiloma humano?

Los virus del papiloma humano (VPH), o papilomavirus, son un grupo de más de 100 tipos de virus.

El virus del papiloma humano es el nombre que se le da a un grupo de virus que incluye más de 100 tipos o cepas diferentes que se nombran por numero VPH-1, VPH- 6 VPH-18 etc, se les llama papilomavirus porque algunos tipos pueden causar verrugas o papilomas, los VPH que causan las verrugas comunes que crecen en las manos y en los pies son diferentes de los que causan tumores en la garganta o en el área genital.

Es una enfermedad de transmisión sexual y aproximadamente 30 de estos virus son transmitidos sexualmente y pueden infectar el área genital de hombres y mujeres, las zonas mas frecuentes son la piel del pene, la vulva, la vagina, el ano, el cuello uterino y el recto y aunque al menos el 50 por ciento de las mujeres y hombres sexualmente activos contraerán la infección genital del VPH en algún momento de sus vidas, la mayoría de las personas que son infectadas por VPH no presentarán síntomas y la infección desaparecerá por sí sola.
Esta familia de Virus se dividen frecuentemente en dos clases:

Los de alto riesgo: pueden ocasionar resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou. Estos virus también pueden provocar cáncer de cuello uterino, de vulva, de vagina, de ano o de pene
Los VPH de alto riesgo que se transmiten por contacto sexual son los tipos 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 68, 69 y posiblemente algunos otros.

Los de bajo riesgo: pueden ocasionar resultados con anormalidades leves en las pruebas de Papanicolaou o causar verrugas genitales.

Signos y síntomas:

El virus vive en las celulas de la piel o en las membranas mucosas y generalmente no causa síntomas. A ciertas personas les saldrán verrugas genitales, en otras ocasiones, la infección por VPH puede causar cáncer anal o genital especialmente en el cuello uterino.

En la mayoría de las mujeres se les diagnostica el VPH por los resultados anormales en las pruebas de Papanicolaou (la citologia). Tambien, existe una prueba específica para detectar el VPH en el ADN de las mujeres (prueba de ADN del VPH). La prueba puede realizarse en mujeres con resultados anormales leves en las pruebas de Papanicolaou o al momento de la realización de la prueba de Papanicolaou.

Los resultados de la prueba de ADN del VPH pueden ayudar a decidir si se necesitan pruebas o tratamientos adicionales.

Tratamiento:

No hay cura para la infección por VPH, aunque en la mayoría de las mujeres la infección desaparece por sí sola. Los tratamientos administrados sirven para eliminar las manifestaciones del virus como las verrugas o las lesiones precancerosas en el cuello uterino, pero siempre será necesario un continuo control con su ginecólogo.

Recientemente, la Food and Drug Administration de Estados Unidos (FDA) aprobó una vacuna altamente efectiva para prevenir las infecciones con los tipos 16 y 18, dos tipos de VPH “de alto riesgo” que causan la mayoría (70 por ciento) de los cánceres cervicales, y los tipos 6 y 11, los cuales causan la mayoría (90 por ciento) de las verrugas genitales.

Prevención:

En las personas que deciden ser sexualmente activas, la mejor estrategia para prevenir infecciones genitales por VPH en el futuro, es tener una relación duradera, mutuamente monógama, con una pareja que no está infectada. Sin embargo, es difícil determinar si una pareja que ha sido sexualmente activa en el pasado está infectada en la actualidad, ya que el virus puede permanecer asintomático por muchos años posterior a su contagio, por lo que se sugiere mantener relaciones sexuales con el menor número de parejas sexuales diferentes y siempre cuidándose con métodos de barrera como el condón.

La infección por VPH puede aparecer tanto en las áreas genitales masculinas como las femeninas, estén o no cubiertas o protegidas con un condón de látex. Aunque por ahora se desconoce el grado de protección de los condones en la prevención de la infección por VPH, se ha asociado el uso del condón a una tasa más baja de cáncer cervical.