Regreso a casa

Regreso a casa

Cuanto mejor sea tu reposo durante el tiempo posterior al parto, más rápido podrás iniciar una vida activa sin fatigarte excesivamente. Procura descansar en un lapso de diez días, si es posible.

No trates de forzar a la naturaleza, te faltan seis semanas para que los órganos vuelvan a la normalidad. Durante este tiempo, evita subir las escaleras y llevar cargas pesadas, toma una buena siesta luego del almuerzo y solicita la colaboración de tu pareja, tu madre, tu suegra, amiga o vecina en las labores domésticas.

Cuidados corporales

Las duchas están permitidas un día después del parto. La inmersión en bañeras sólo se aconsejan a partir de décimo o duodécimo día siempre que no sean muy prolongados, sobre todo si se ha efectuado una episiotomía. Si das de amamantar a tu hijo, el médico le indicará los cuidados especiales para tus senos.

Sexo y contracepción

Es probable que el médico recomiende esperar un mes para reanudar tus relaciones sexuales. Sin embargo, se trata de una decisión personal y depende de las circunstancias del alumbramiento. Por ejemplo, posterior a una episiotomía, los primeros encuentros pueden ser dolorosos.

Algunas mujeres no tienen deseos sexuales, porque se encuentran fatigadas y esto es perfectamente normal, si se aplica a una actitud transitoria.

Los métodos de anticoncepción son los que permiten a la pareja disfrutar de su sexualidad sin que sobrevenga un nuevo embarazo. Una de sus características fundamentales es que pueden suspenderse en cualquier momento a petición de la pareja para procrear y no implican ningún riesgo para la salud de la mujer o el hombre.

La reaparición de la regla

Las primeras menstruaciones posteriores al parto son más abundantes y prolongadas que las normales. La fecha de aparición varía si estás amamantando o no. Si alimentas a tu bebé con leche materna, los mecanismo de la lactancia bloquean el funcionamiento de los ovarios.

No hay hemorragias durante ese período y a veces no se reponen las reglas hasta que finaliza la lactancia. Si no das de amamantar, la menstruación comienza entre seis y ocho semanas después del parto. Los ciclos también regresan, aunque no es extraño que estén ligeramente alterados durante algún tiempo.