Sangrado o hematoma subcorial en el embarazo

Sangrado o hematoma subcorial en el embarazo

El sangrado subcorial, hematoma subcorial o hemorragia subcorial es una condición en la que se acumula sangre dentro de los pliegues de la membrana fetal exterior (corión) o en las capas de la placenta. Estos coágulos de sangre pueden provocar que la placenta se separe de la pared uterina, lo cual puede conllevar a un aborto espontáneo, desprendimiento de placenta o parto prematuro. Todo esto dependerá de la gravedad de la hemorragia.

¿Es común padecer esta condición?

Los especialistas estiman que alrededor del 20% de las mujeres embarazadas padecen algún tipo de sangrado en el embarazo.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta condición es, en ciertos casos, difícil de diagnosticar porque no siempre generan un sangrado evidente. Generalmente, una mujer embarazada que tenga un hematoma subcorial suele presentar sangrado cerca del tercer trimestre de embarazo y, en ciertos casos, calambres en el área abdominal.

No obstante, esta condición suele ser diagnosticada durante una consulta médica bajo el examen de ultrasonido antes que los síntomas se hagan presentes.

Aprenda más sobre la importancia del ultrasonido en el embarazo a través de este artículo: /articulo/cual-es-la-importancia-del-ultrasonido-en-el-embarazo

¿Cuáles son las causas?

Es de suma importancia saber que no existen factores de riesgo de esta condición, así como tampoco hay maneras de prevenirla.

“¿Qué debo hacer?”

Es de suma importancia que, en caso que usted presente sangrado vaginal, consulte a su médico de inmediato. El sangrado durante el embarazo es siempre un motivo de alarma, por lo que deberá consultar con su médico y realizarse un chequeo para verificar que todo esté en orden. Sólo de este modo se puede atacar el problema a tiempo.

¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento específico para esta condición. El médico procederá dependiendo de la gravedad del sangrado. Generalmente, el médico recomienda guardar reposo absoluto.