Síntoma del embarazo: orinar frecuentemente

Síntoma del embarazo: orinar frecuentemente

El embarazo trae consigo una serie de cambios físicos y hormonales que provocan un gran número de síntomas que varían en frecuencia e intensidad de una paciente a otra. Uno de estos síntomas es la micción frecuente, es decir, ir al baño muchas veces al día.

¿Por qué el embarazo provoca la micción frecuente?

El aumento de la cantidad de veces que la madre orina durante el embarazo se produce por las siguientes razones:

  • Durante el embarazo, la madre experimenta un aumento del flujo sanguíneo, por lo que el flujo de sangre hacia los riñones aumente hasta en un 60%. Esto produce que se eleve la producción de orina, sobre todo entre la semana 9 y 16 de embarazo.
  • El útero materno crece a medida que pasan los meses debido al crecimiento progresivo del bebé. Esto hace que la vejiga se vea cada vez más presionada por el útero, razón por la que las mujeres experimentan un aumento en la cantidad de veces que van al baño, sobre todo durante el último trimestre de embarazo. En esta etapa el bebé ha alcanzado casi todo su tamaño, se mueve mucho más y ocasiona presión en la vejiga.
  • Los cambios hormonales son otra causa que se suma al aumento en la micción de la madre. Esto provoca que, durante el primer y segundo trimestre de embarazo, la madre sienta mayores ganas de recurrir al balo con frecuencia.

Tomando en cuenta las causas de la micción frecuente en las mujeres embarazadas, se evidencia cómo este síntoma se hace presente en cada una de las etapas del embarazo, siendo la más intensa en el último trimestre.

¿Cómo evitar este síntoma?

La micción frecuente suele ser uno de los síntomas más molestos del embarazo, no obstante, no hay forma de evitar que se produzca este síntoma, sino procurar mejorarlo.

Para ello, los especialistas recomiendan que la madre no restrinja los líquidos. Es de suma importancia que la paciente se mantenga bien hidratada ya que, de lo contrario, el bebé podría sufrir problemas de salud. Por lo tanto, es recomendable beber entre seis y ocho vasos de agua todos los días, con el fin de mantener un embarazo saludable y prevenir la deshidratación. El agua no sólo le ayudará a mantenerse sana, sino también a evitar síntomas como el estreñimiento, la acidez, las infecciones y más.

¿Qué alimentos evitar?

Productos como el café, el té y los refrescos tienen un efecto diurético, por lo que es recomendable evitarlos durante el embarazo, no sólo por el aumento de la micción, sino también para evitar perjudicar la salud del bebé.

¿Qué hacer durante la noche?

La micción frecuente puede ser especialmente molesta durante la noche, debido a que la madre desea descansar y tiene que levantarse frecuentemente para ir al baño. Para reducir esto, recomendamos que beba la mayor cantidad de agua durante el día y vaya reduciéndola durante la noche, de tal manera que no acumule tantos líquidos y pueda descansar tranquila.